América Móvil confía en usar banda 2.5 GHz

Descartan en empresa problemas en aspecto técnico; esperan la respuesta de IFT para marzo o abril
En noviembre de 2016, Telcel, filial de América Móvil, acordó con Grupo MVS la adquisición indirecta de 60 MHz de la banda de 2.5 GHz que sirve para ofrecer servicios de telefonía móvil (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/01/2017
02:04
Carla Martínez
-A +A

[email protected]

No existen razones para que América Móvil no pueda obtener y utilizar el espectro de la banda de 2.5 GHz que anunció comprar a MVS, aseguraron fuentes cercanas a la empresa

“En el aspecto técnico no vemos problemas pues hay una licitación en curso de la banda de 2.5 GHz donde pueden participar AT&T o Telefónica y empezará a operar la Red Compartida”, dijeron las fuentes.

La empresa estima que la respuesta del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) puede darse entre marzo y abril de este año.

Agregaron que resulta positivo que se utilice el espectro para atender la demanda de los usuarios quienes consumen una mayor cantidad de datos.

En noviembre pasado, Telcel, filial de América Móvil, acordó con Grupo MVS la adquisición indirecta de los 60 MHz de la banda de 2.5 GHz de espectro que sirve para ofrecer servicios de telefonía móvil en zonas urbanas. Esta compra está a la espera de la autorización por parte del regulador.

Once empresas, entre ellas MVS, cuentan con 60 MHz en la banda de 2.5 GHz después de llegar a un acuerdo con el Estado a quien devolvieron 130 MHz del total de los 190 MHz que tiene esta frecuencia.

Estos 130 MHz serán licitados en el tercer trimestre de este año y el proceso terminará en el segundo trimestre de 2018, según información del instituto.

Sobre la decisión del regulador, Jorge Bravo, analista de MediaTelecom Policy and Law, dijo que el IFT no debe poner impedimentos sino acordar compromisos medibles.

“La palabra clave es ‘regular, es decir, el instituto debe ser congruente y acatar sus propios dichos en el proceso de consulta de la banda de 2.5 GHz y actuar en función del interés público”, subrayó Bravo.

El analista precisó que esto significa imponer compromisos a la adquisición, como puede ser ampliar la banda ancha en un tiempo breve, velocidades de descarga, desplegar fibra óptica, conectar espacios públicos, acuerdos de itinerancia y mayoristas para que todos se beneficien de la capacidad y velocidad de la banda de 2.5 GHz.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS