UE, tras armadoras alemanas por una posible colusión

Volkswagen, Audi, Porsche, BMW y Daimler, entre los fabricantes involucrados en el caso
La multa para los fabricantes puede rondar los 50 mil millones de euros (BERND WEISSBROD. EFE)
25/07/2017
03:19
Sara Cantera
Con información de AFP y Reuters
-A +A

[email protected]

La Comisión Europea y la autoridad alemana Bundeskartellamt iniciaron una investigación sobre los principales fabricantes de vehículos en ese país: Volkswagen, Audi, Porsche, BMW y Daimler, porque se sospecha que formaron un cártel durante décadas para acordar aspectos técnicos de sus autos, en perjuicio de los consumidores.

De acuerdo con la revista Der Spiegel, estas empresas mantuvieron reuniones secretas desde los 90 para acordar aspectos técnicos de sus vehículos.

Este escándalo puede resultar costoso para sus finanzas e imagen, después del daño que ocasionó el dieselgate, pues la multa que fija la Unión Europea por este tipo de prácticas puede ser de hasta 10% del volumen total de sus ventas a escala mundial. Es decir, puede rondar los 50 mil millones de euros, según los ingresos del sector en 2016.

Los fabricantes pudieron haberse puesto de acuerdo para fijar los precios de los sistemas de tratamiento de emisiones de contaminantes de los vehículos a diesel mediante la creación de comités industriales secretos.

Volkswagen hizo una especie de “autodenuncia” a las autoridades anticártel en julio de 2016, al igual que Daimler, con la esperanza de obtener algo de clemencia.

El año pasado, la Comisión Europea le impuso una multa de mil millones de euros a Daimler por acordar los precios de sus camiones junto con otros tres fabricantes europeos.

Según una carta enviada a las autoridades alemanas, alrededor de 200 empleados de las armadoras alemanas se reunieron en 60 comités industriales con la intención de discutir sobre aspectos como el desarrollo de vehículos, frenos, motores a gasolina y diesel, cajas de cambio y sistemas de tratamiento de gases de escape.

Los fabricantes también pudieron acordar la elección de proveedores para la fabricación de sus autos y sobre el precio de las piezas.

Además, desde 2006, las compañías se reunieron para discutir el costo del sistema de tratamiento de los gases de los motores a diesel AdBlue, un aditivo que permite reducir las emisiones contaminantes de óxido de nitrógeno.

A la investigación se añadirían las denuncias de los clientes por haber pagado de más por un vehículo.

Klaus Müller, responsable de la Federación Alemana de Asociaciones de Consumidores, advirtió en el diario Süddeutsche Zeitung que miles de automovilistas pueden interponer una queja por haber pagado precios demasiado altos por sus vehículos.

Volkswagen convocó a un Consejo de Vigilancia mañana para discutir este asunto. Daimler se limitó a indicar que aplica su programa interno de respeto al derecho de la competencia; BMW negó cualquier acuerdo con sus competidores respecto a las emisiones de sus autos a diesel y afirmó que no manipuló ninguno de sus modelos.

Este lunes, las acciones de Volkswagen cayeron 1.06%, a 135.75 euros; las de Daimler 2.10%, a 61.11 euros, y BMW 2.22%, a 78.80 euros en la Bolsa de Frankfurt.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS