Ajuste presupuestal afecta a refinería de Salina Cruz

Menores recursos a instalación pega a programas de mantenimiento y seguridad; modificaciones al gasto obligan a diferir hasta un año trabajos de conservac ió n
20/06/2017
02:44
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

Los programas de mantenimiento integral y seguridad física que involucran aspectos como terrorismo, robo, sabotaje y actos vandálicos en las instalaciones de la refinería Salina Cruz están siendo castigados por los recortes presupuestales, lo que ha hecho vulnerable a este complejo.

La refinería, que apenas el pasado miércoles 14 de junio registró un incendio derivado de las fuertes lluvias en la zona provocadas por la tormenta tropical Calvin, suma cuatro años con recortes en sus presupuestos para mantenimiento que han obligado a diferir, hasta por un año, trabajos u obras encaminados a “garantizar la integridad física del personal y del centro de trabajo”, de acuerdo con información de Pemex obtenida por EL UNIVERSAL a través de la Plataforma Nacional de Transparencia.

Programas como el Proyecto Integral: Mantenimiento de la Capacidad de Producción de la Refinería de Salina Cruz 2013-2017; Programa de Mantenimiento Integral y Actualización de Tecnología de Compresores de Proceso en la Refinería Ingeniero Antonio Dovalí Jaime de Salina Cruz, Oaxaca, y Seguridad Física de la Refinería Ingeniero Antonio Dovalí Jaime, Segunda Etapa, llevan un año de rezago en su presupuesto de inversión.

Los programas fueron puestos en marcha entre 2013 y 2014, con un presupuesto total original de 10 mil 415 millones de pesos.

Incluyendo la partida de este año, habrán ejercido un monto de 7 mil 779.6 millones de pesos, una reducción promedio de 26%.

Según la documentación obtenida, fue necesario diferir la fecha de conclusión de estos programas de mantenimiento en un año; dos ellos a 2018 y uno a 2019.

El propio director de Pemex Transformación Industrial (Pemex TRI), Carlos Murrieta Cummings, había señalado al Consejo de Administración de la filial el pasado 22 de septiembre de 2016 que la operación de las plantas estaba vinculada a su presupuesto y mantenimiento, por lo que se realizaba un esfuerzo para reactivarlas y tenerlas en las condiciones de confiabilidad adecuadas, porque la obsolescencia de los equipos había provocado el incremento en los paros no programados y en el índice de intensidad energética (no mencionó los servicios auxiliares).

Incluso, alertó que en el tema de seguridad industrial y protección ambiental, a consecuencia de los accidentes registrados, los índices de frecuencia y gravedad eran superiores a la meta establecida.

La refinería de Salina Cruz Ingeniero Antonio Dovalí Jaime está clasificada una de las más extensas del sistema petrolero de refinación en el contexto nacional, pues en 2016 procesó 238.6 mil barriles diarios de petróleo crudo, produjo 66.6 mil barriles diarios de gasolinas, 40.6 mil barriles de diesel y 9.7 mil barriles por día de turbosina.

“Esta refinería posee una importancia con valor estratégico para el país debido a su contribución al desarrollo nacional, por lo que el cumplimiento de sus programas operativos es factor clave para las actividades productivas, comerciales y de servicios en México, así como para fortalecer su presencia en el mercado petrolero mundial”, señala Pemex en uno de los informes.

Sin embargo, los recursos destinados a los programas de mantenimiento de estas instalaciones no están fluyendo por limitaciones presupuestales y la operación del complejo ha ido a menos.

En 2013, procesaba 282 mil barriles diarios de petróleo, producía 93.6 mil barriles diarios de gasolinas y 59 mil barriles diarios de diesel.

En 2016, procesó 238 mil barriles, produjo 71.5 mil barriles diarios de gasolinas y 45.6 mil barriles de diesel al día.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS