“Nadie hace medicinas para ricos o pobres”

En México, el sector farmacéutico, debe crecer a tasa de 10%, menciona
Eduardo Magallanes, vicepresidente de Bayer Pharmaceuticals para América Latina. (MIGUEL ÁNGEL PALLARES. EL UNIVERSAL)
05/05/2017
01:43
Miguel Pallares / Enviado
SAO PAULO, Brasil
-A +A

[email protected]

Bayer Pharmaceuticals tiene como objetivo alcanzar tasas de crecimiento superiores a 10% en México durante los próximos cinco años, impulsada por innovaciones, lanzamientos de productos, desarrollo de nuevas indicaciones y trabajo con las instituciones de salud, anticipó Eduardo Magallanes, vicepresidente de la división en Latinoamérica.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el directivo aseguró que ninguna compañía farmacéutica hace medicamentos enfocados en una clase privilegiada, y consideró que los laboratorios deben estar preocupados por generar alianzas estratégicas para lograr mayor acceso de tratamientos para todo tipo de pacientes.

 

Bayer Pharmaceuticals vende 260 millones de euros en México, el mercado mexicano es el segundo más importante para Latinoamérica y crece mucho más en comparación con las ventas del grupo, ¿cuáles son las razones?

—Las razones son lanzamientos de productos; también desarrollamos medicamentos establecidos con nuevas indicaciones, ingresamos nuevos formularios a institutos de salud, estamos trabajando muy de cerca con el Seguro Popular y Bayer México, en su división farmacéutica, está teniendo muy buena aceptación, colabora con gobierno y tomadores de decisiones.

¿En los próximos cinco años es posible tener una nueva planta en México?

—Comparados con una farmacéutica típica, ellos están desapareciendo las plantas en México; nosotros tenemos fábrica en México, Brasil, Venezuela y El Salvador, entre otras. No necesitamos más plantas, sino ser más eficientes con las que hay y adecuarlas a los nuevos portafolios de productos.

México hoy es una de las operaciones más robustas en Latinoamérica, después de Brasil. Me atrevería a decir que la plantilla en México es igual a la de Brasil por el portafolios de productos, hay una línea que se tiene de nutrición en México que no se tiene en otras partes y hay una fuerza de ventas específica y recursos comerciales que destacan en la región.

¿Cuál es la tasa de crecimiento anual compuesta de los últimos cinco años de Bayer Pharmaceuticals México?

—México tiene que continuar con crecimientos por arriba de lo que son las inflaciones y sus expectativas económicas. En el sector farmacéutico, México debe de crecer cerca de 10%. Hablar de México, de la industria farmacéutica, de una multinacional, estamos hablando de desafiarte, porque hay mucha necesidad en nuestro pueblo.

Necesitaremos seguir llenando formularios y trabajar con el gobierno para que estén listadas las terapias que se necesitan en el IMSS, Seguro Pupular o ISSSTE.

Hay más de 50 millones de pobres en México. ¿Ustedes hacen medicamentos para una clase privilegiada?

—Yo no lo pondría así. Al ácido acetilsalicílico (Aspirina) hoy en día está presente en cualquier farmacia y tenemos medicamentos en diferentes campos, en antibióticos, anticonceptivos, que siempre han ido de la mano con el pueblo mexicano, con sus necesidades y sus carencias, y su poder adquisitivo.

Mientras estemos tomando temas de alto costo, de alta especialidad, como oncología, empezamos a tocar temas más sensibles en cuanto al valor, precio, costo-beneficio, donde se debe ser muy prudente en cómo abordarlo. No creo que ninguna compañía esté pensando en hacer medicamentos para ricos ni para pobres.

Las compañías debemos estar preocupadas por alianzas estratégicas con jugadores para crear vínculos que acerquen esas terapias a los pacientes, ahí es donde Bayer va a la vanguardia.

¿De cuánto calcula los aumentos de precios en medicamentos en México para este año?

—No puedo comentar al respecto, pero existe un sistema como tal. Hay que sentarse con una comisión y siempre Bayer acompaña las negociaciones para que sea una alianza estratégica.

Se dice que es falso el dato de que se requiere una inversión de al menos mil millones de euros para crear un nuevo medicamento, que las empresas pueden hacer eficiencias y esa cifra es sólo para justificar los precios.

¿Qué piensa al respecto?

—No hay realidad, hay perspectivas, luego hay relatos y filtros. Lo que es un dato estadístico que no nos permite engaño es que la industria farmacéutica a través de los años ha encontrado que para registrar un medicamento, para comercializarlo, pasan alrededor de 15 años y más o menos cuesta al productor unos mil millones de euros.

Ahora, reducir eso (tiempo e inversión) nos gustaría a todos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS