Berkshire Hathaway pone la mira en México

Planea operar como intermediario inmobiliario del mercado nacional
El año pasado, Berkshire Hathaway concretó operaciones de compra y venta de bienes raíces en Estados Unidos por 100 mil millones de dólares (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/05/2017
01:26
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

La división inmobiliaria de Berkshire Hathaway del multimillonario Warren Buffett está lista para comenzar a operar en México.

La firma tiene planeado operar como intermediario inmobiliario mediante asociaciones con los principales participantes del mercado mexicano; sin embargo, aún no concreta el acuerdo con ninguna.

Claudio Prattico, gerente general para Latinoamérica y El Caribe de Berk- shire Hathaway, dijo que desde hace dos años comenzaron el análisis para incursionar en el mercado inmobiliario mexicano, no obstante, aún siguen en la búsqueda de los socios adecuados para lograrlo.

El año pasado, Berkshire Hathaway concretó operaciones de compra y venta de bienes raíces en Estados Unidos por 100 mil millones de dólares.

México y Las Islas Caimán serán los dos primeros países fuera de la Unión Americana donde la firma comenzará a operar como corredor inmobiliario.

La meta es contar con operaciones en por lo menos tres países de Latinoamérica y El Caribe.

“El año pasado adquirimos a Prudential Real State en Estados Unidos con lo que tenemos mil 300 oficinas en el país y 43 mil agentes inmobiliarios”, detalló Prattico.

Del total de las transacciones inmobiliarias de la firma, 80% correspondieron al segmento residencial y 20% al comercial.

Berkshire Hathaway acaba de concluir una reorganización interna para operar en el extranjero.

Prattico comentó que el atractivo de México para la firma consiste en la solidez del mercado inmobiliario.

“Sabemos que el mercado mexicano es muy sólido, maduro, donde el reconocimiento de la firma entre los líderes de la industria es alto. Es un mercado que nos interesa muchísimo y es una de las economías más importantes de Latinoamérica”, indicó.

Los contratos con las inmobiliarias en México serán a 10 años, por lo que el procedimiento previo al acuerdo toma varios meses para que no haya reclamos o conflictos posteriores.

La incursión de la firma en el país también abrirá fuentes de empleo para agentes inmobiliarios aunque la oficina central de la compañía permanecerá en California.

“Somos la red con mayor crecimiento en Estados Unidos y parte de nuestro plan maestro es tener las operaciones afianzadas, teníamos que pasar por un proceso de transformación y ahora estamos trabajando en el plan internacional”, destacó.

“Las legislaciones en cada país son diferentes. Es un trabajo muy arduo, en Estados Unidos el mercado es muy grande, pero las leyes son iguales, pero en México, Argentina, Milán, Madrid, Londres, son diferentes y nos tenemos que adaptar a las leyes locales, toma un tiempo”, dijo Prattico.

Sobre el desempeño del sector inmobiliario, Prattico comentó que después de la crisis de 2008 costó mucho trabajo recuperarse, sobre todo en Estados Unidos, pero ahora el sector está en los niveles previos a la crisis y en crecimiento.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS