Se desaceleran las ventas de autos durante enero

Tasa de crecimiento fue de apenas 3%: AMDA; en el primer mes 11 marcas registraron caídas
La caída de Nissan y General Motors en enero se atribuye a que se les agotó el inventario en diciembre, consideró la AMDA. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
13/02/2017
01:41
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

Un entorno económico más incierto, una previsible alza en las tasas de interés y el aumento de los precios de los autos está bajando la fiebre por las compras de los vehículos.

En enero, la venta de autos creció 3% respecto al primer mes de 2016.

La tasa de expansión en la comercialización de autos de este año se compara menor respecto a enero de 2016, cuando entonces reportó un avance anualizado de 15.4%, y la de 2015, cuando entonces fue de 21.3%, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Pese a que el mercado, en general, creció 3%, 11 marcas registraron una caída en ventas.

Nissan, la compañía con el mayor volumen de ventas, cayó 5.7%; General Motors, 2.9%; Volkswagen, 0.5%; Honda, 1.8%; Mazda, 18.3%; Audi, 5.7%; Acura un 5.9%; Lincoln, 7.3%; Subaru, 43.5%; Land Rover, 82.5%, y Jaguar, 68.8%.

AMDA atribuyó la caída en ventas de Nissan y General Motors a que se les agotó el inventario en diciembre.

No obstante, analistas consideran que el mercado está comenzando a desacelerarse ante el escenario económico.

Brais Álvarez, analista automotriz de J.D. Power, dijo que desde finales de 2016 se anticipó una desaceleración de las ventas. “Está creciendo la industria, pero no al mismo ritmo que los últimos seis o siete años. Se pronostica una desaceleración, pero manteniendo crecimiento al final del año”.

Agregó que “algunas marcas están cambiando su línea de producto. Hay mucha renovación y también se están cambiando motores grandes por más rendidores, más factores políticos y el tema del dólar para las marcas de lujo, es lo que se ve reflejado este momento”.

Entre las marcas de lujo, Audi registró una caída de 5.7% en ventas en enero; Acura, 5.9%; Lincoln, 7.3; Subaru, 43.5%; Land Rover, 82.5% y Jaguar tuvo un retroceso de 68.8%.

En enero, el índice de confianza del consumidor complementario que mide si una persona o algún miembro del hogar está planeando comprar un automóvil en los próximos dos años retrocedió 16.3%.

Mientras que el índice de confianza del consumidor que evalúa la intención de compra de bienes como muebles, televisiones, lavadoras y otros aparatos electrodomésticos disminuyó 31.6%.

En cuanto al precio de los vehículos, la inflación anual fue de 5.32%, mientras que la inflación general subió 3.36%

print_40184524.jpg

Tasas estables. Sobre el incremento de las tasas de interés y el impacto que pudieran tener en los créditos automotrices, Guillermo Prieto, presidente de AMDA, dijo que las tasas se han mantenido estables y la expectativa de aumentos irá en función de las condiciones que se vayan presentando en materia de inflación y el incremento que pudiera hacer el Banco de México de las tasas de referencia.

“Ya estamos viendo financiamientos de hasta siete años y también estamos viendo un incremento del financiamiento de autos seminuevos”, agregó Guillermo Prieto.

De acuerdo con J.D. Power, hay tasas de interés para crédito automotriz de 5.5%, todavía muy bajas considerando el ambiente financiero.

El presidente de AMDA agregó que la saturación de los puertos también retrasó el movimiento de los automóviles y la llegada a las distribuidoras.

La asociación añadió que también hay un reacomodo del mercado mexicano por la llegada de nuevas marcas como KIA y Hyundai, por lo que la composición de lo que representan las siete marcas más importantes ha disminuido de 87% que tenían hace cinco años a 77% en enero de 2017.

“Una mayor competencia está tomando participación dentro de la preferencia de los consumidores. En el análisis del mercado en su totalidad, unas ganan y otras pierden”, agregó Guillermo Rosales, director general adjunto de AMDA.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS