Trump deja a México sin 3,600 empleos

Ford cancela inversión por mil 600 mdd para planta en SLP; automotriz debe regresar los incentivos recibidos: gobierno local
Mark Fields, presidente y director ejecutivo de Ford, indicó que van a invertir 700 millones de dólares en la planta de Flat Rock, Michigan, donde fabricarán los modelos Mustang híbrido y Lincoln Continental (REBECCA COOK. REUTERS)
04/01/2017
03:00
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

Donald Trump aún no asume la presidencia de Estados Unidos y México ya perdió dos proyectos que generarían cerca de 3 mil 600 nuevos empleos.

Ayer, Ford anunció la cancelación de una inversión por mil 600 millones de dólares para construir una nueva planta en San Luis Potosí (SLP), donde se tenía planeado fabricar los vehículos compactos Focus y C Max, creando 2 mil 800 empleos directos.

En lugar de ese plan, Mark Fields, presidente y director ejecutivo de Ford, informó que se invertirán 700 millones de dólares en la planta de Flat Rock, Michigan, para fabricar vehículos autónomos y eléctricos, Mustang híbrido y Lincoln Continental, además de un centro de innovación, con lo que se crearán 700 empleos directos.

“Nos alentamos en las políticas a favor del crecimiento que el presidente electo Donald Trump y el nuevo Congreso han indicado que perseguirán”.

“Creemos que estas reformas regulatorias y fiscales son importantes para aumentar la competitividad de Estados Unidos, ver el resurgimiento de la manufactura estadounidense y la innovación tecnológica”, agregó.

No obstante, el Focus aún se fabricará en México, pero en la planta que opera en Hermosillo, Sonora.

Ford de México detalló que se desconoce la fecha de inicio de producción y el volumen de unidades que se fabricarán del Focus en Hermosillo, pero se crearán aproximadamente 200 trabajos adicionales a los 2 mil 900 que genera esa planta.

El director general de Kaso y Asociados, Armando Soto, dijo que la decisión de Ford tendrá que ir acompañada de incentivos para la compañía en EU para compensar la pérdida de competitividad en costo y precio que implica fabricar ahí, en lugar de México.

“Van a dar subsidios y eso tendrá un costo en el déficit, y los estadounidenses lo van a pagar tarde o temprano”, expuso Soto.

Además, fabricar en EU implica vender autos más caros, lo que puede afectar la economía de las personas.

De acuerdo con el Centro para la Investigación Automotriz (CAR), el costo de la mano de obra en el sector automotriz en México es de 8.24 dólares por hora, mientras que en EU es de 46.35 dólares.

En el caso de Ford, fabricar un Fusion en México es 600 dólares más barato que en EU y las autopartes resultan mil 500 dólares más económicas, y si el auto se exporta a Europa, cuesta 4 mil 300 dólares menos enviado desde el territorio nacional.

Al anuncio de Ford se suma que en noviembre, Carrier obtuvo 7 mil millones de dólares en incentivos para mantener 800 puestos de trabajo en la planta de Indianápolis, luego de que iba a trasladar parte de la producción a una nueva planta en Monterrey, Nuevo León.

 

Los planes cancelados por Trump y Carrier suman 3 mil 600 empleos que ya no se crearán en el país.

Indemnización

El gobierno de San Luis Potosí informó que procederá conforme a lo establecido en el convenio para que Ford reintegre los gastos que hizo la administración estatal en el proyecto.

El monto será calculado por la Secretaría de Finanzas y Secretaría de Desarrollo Económico.

El estado donó un terreno de 280 hectáreas y tenía previsto dar incentivos fiscales como la exención del pago del Impuesto Sobre Nómina al 100% durante 10 años, exención del predial al 100%, la construcción de una espuela de ferrocarril, conexión de energía eléctrica, pozos de agua, licencias de construcción, oficinas temporales, traductores y capacitación de personal.

Incluso, se habían contratado a 58 personas para integrarse a la armadora.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo que el gobierno de México lamenta la decisión de Ford, pero no espera una cascada de decisiones similares para cancelar inversiones en el país.

El gobierno potosino destacó que aún sin Ford, en el segundo trimestre de 2016, el PIB estatal creció 5.4%, casi el doble de la media nacional de 2.5%, según datos del Inegi.

José María Flores, analista de Ve por Más, comentó que el anuncio materializa temores sobre las acciones que pudiera tomar Donald Trump.

Los fabricantes de autopartes Nemak, Rassini y Grupo Industrial Saltillo cerraron con una caída en el precio de sus acciones de 3.12%, 3.66% y 0.05%, respectivamente, en la Bolsa Mexicana de Valores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios