Necesarias, garantías a inversionistas: CEESP

Para dar una mayor certidumbre se debe revertir debilidad en mercado interno, dice
El bajo ingreso familiar provoca cautela en el modo de gastar, por lo cual reduce considerablemente el consumo en el mercado. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
20/07/2015
01:10
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Corrupción e impunidad de las instituciones son factores que toman en cuenta los inversionistas, lo que hace fundamental que se aplique la ley con eficiencia para proyectar certidumbre, afirmó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El Estado, a través de las instituciones, debe actuar “de tal manera que no haya posibilidad de generar un ambiente de incertidumbre para el capital”, comentó.

Para generar crecimiento hace falta inversión, pero también revertir la debilidad del mercado interno, que refleja el deterioro del bienestar de los hogares mexicanos, ya que casi 79% de las familias viven con hasta tres salarios mínimos,situación que lleva más de 10 años, afirmó el CEESP.

Para impulsar el crecimiento económico es indispensable que el ingreso familiar sea mejor y que no se siga reduciendo como en la última década; pero para lograr revertir esta situación es indispensable ajustar las políticas públicas, revisar la reforma hacendaria, la energética y hacer cambios que se requieran para impulsar la economía, comentó.

Por ello, “en un contexto en el que la situación de los hogares no muestra mejoras importantes en materia de ingresos, es claro que su cautela para gastar se incrementa, y eso simplemente se refleja en un menor dinamismo del consumo”. Si éste no mejora, la posibilidad de tener un mayor ritmo de crecimiento será limitada, añadió el organismo dirigido por Luis Foncerrada Pascal

Lo anterior significa que las personas que viven con más de tres salarios mínimos representan 21.3%. Y, de acuerdo con el Inegi, en los últimos años son cada vez menos los que ganan más de tres salarios mínimos.

“El hecho de que este comportamiento se aprecia desde hace un buen número de años, permite inferir que ha sido una importante causa de que el mercado interno no mejore y se refleje en bajas tasa de crecimiento que ha tenido la economía mexicana en las últimas décadas”, aseveró en su informe semanal Análisis Económico Ejecutivo.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2014 reveló que de las 75 millones 330 mil 247 personas que reciben ingresos, la mayor proporción se concentra en los niveles salariales bajos.

Del total de población con ingresos, 32.3% viven con un salario mínimo; 79% con hasta tres salarios, mientras que 21% de los habitantes en México perciben una remuneración mayor a ese parámetro.

Por separado, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, Enrique Solana Sentiés, aseguró que el bajo crecimiento económico provocó la reducción de 3.5% en los hogares del país. “Es preocupante esta contracción del ingreso porque las familias dejan de adquirir artículos de primera necesidad e impacta en el consumo interno”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS