Persistirá caída de salarios: Bancomer

Es consecuencia de la inflación que se presentó a principios de año, asegura
Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, considera que el salario comenzará a subir a partir del próximo año. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
18/05/2017
01:43
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

En lo que resta de 2017 se mantendrá la tendencia de reducción de los salarios reales en el país como consecuencia del aumento de la inflación que se tuvo a principios de año, advirtió el economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano.

Para el especialista, la recuperación de los salarios se presentará en 2018 como resultado de una baja en el índice de precios.

“Esto se trata de un cambio temporal. Creemos que el salario real va a aumentar el año que viene, a medida que la inflación baje. No estamos viendo un efecto estructural”, dijo.

En conferencia de prensa, Serrano Herrera explicó que el salario real ha mostrado una reducción de 0.8% y que podría bajar hasta 1% en los próximos meses.

El economista en jefe de BBVA Bancomer pronosticó que la inflación tocará su punto más alto en junio próximo, por arriba de 6%, y será hasta septiembre cuando inicie una tendencia a la baja para regresar a rangos de 4%, lo que se dará hasta mediados de 2018.

Además, estimó que este jueves el Banco de México anunciará un aumento de 25 puntos base a la tasa de interés referencial, con el objetivo de anclar las expectativas de inflación, las cuales se han mantenido más elevadas de lo esperado a lo largo del año.

Serrano destacó que la economía mexicana ha mostrado resistencia ante las presiones económicas del exterior y se mantiene la expectativa de una buena renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con lo cual ajustó su expectativa de crecimiento para la economía mexicana a 1.6% en 2017 y 2% en 2018.

Sin embargo, advirtió que el mayor riesgo en los próximos meses es la posibilidad de que el discurso proteccionista de Donald Trump comience a concretarse.

“Los riesgos no se han disipado del todo y se está frente a un largo periodo de negociaciones comerciales, en el que las declaraciones de los diferentes actores pueden interrumpir las condiciones favorables experimentadas en los últimos meses”, destacó BBVA.

“Asimismo, los riesgos geopolíticos, los vaivenes en los precios de las materias primas y los activos financieros podrían generar nuevos episodios de incertidumbre y volatilidad para la economía mexicana”, vaticinó.

En ese sentido, la firma espera que, en el mejor de los escenarios de renegociación, al final de año la moneda mexicana salga favorecida y toque rangos de 18.50 pesos por dólar.

Sobre las finanzas públicas, el especialista económico enfatizó que los esfuerzos de consolidación fiscal a lo largo del año y el remanente operativo de Banxico permitirán que se logre un superávit primario de por lo menos 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

“El cumplimiento de estos objetivos coadyuvará a que las agencias calificadoras no reduzcan la calificación soberana de México. No obstante, el gobierno federal tendrá que continuar con una política de contención del gasto programable ante la presión que sobre las finanzas públicas seguirán ejerciendo el gasto en pensiones, las participaciones federales y el costo financiero de la deuda en los siguientes años”, explicó Carlos Serrano Herrera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS