Se estanca la actividad industrial en marzo

El sector de la minería acumula 34 meses en contracción; con base en cifras sin ajustar, crece 3.4% por Semana Santa
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
13/05/2017
02:26
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

La producción industrial en México no registró variación en términos reales en marzo de 2017 respecto al mes precedente ni contra el mismo periodo de 2016, según cifras ajustadas por estacionalidad, informó el Inegi.

Sin embargo, con base en cifras originales sin ajustar, la producción industrial alcanzó un crecimiento de 3.4%, la tasa más alta desde diciembre de 2014. No obstante, el avance de la actividad industrial se explicó por el efecto calendario de Semana Santa, el cual agregó días laborales a la comparación anual de marzo.

Por componentes, y analizando las cifras ajustadas por dicho efecto, la producción minera retrocedió 9.2% anual, dada la caída en la plataforma de producción petrolera y la menor inversión pública en exploración y perforación de pozos petroleros. Con ello, el sector minero suma 34 meses consecutivos en contracción

A su vez, la producción manufacturera avanzó 2.9%, con lo cual suma un incremento de 3.4% anual durante el primer trimestre del año.

Entre las actividades manufactureras que reportaron la mayor caída anual en marzo destacan la fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos, con una baja de 11.6%; la fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón, con 11.1%, y la fabricación de productos textiles, excepto prendas de vestir.

Por el contrario, las manufacturas con mayor crecimiento en su producción, fueron la fabricación de equipo de transporte, con un incremento de 10.4%; la fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos, 9.2%; y la industria de la madera, 6.2%.

La construcción creció 0.6% propiciado por el incremento de 1.3% en la edificación. Sin embargo, la construcción de obras de ingeniería civil asociada al gasto público en infraestructura registró una caída de 12.5% anual. Asimismo, la producción de electricidad, agua y gas cayó 0.4%.

Si bien todavía es evidente la persistente debilidad de la producción industrial (cabe notar que su tasa de cambio anual en febrero se revisó a la baja), su crecimiento anual alcanzó 0.5% durante los primero tres meses del año con base en cifras originales, cifra superior a 0.2% reportado cuando se dieron a conocer las cifras preliminares del Producto Interno Bruto al primer trimestre del año.

Ello apunta a que el crecimiento anual del PIB en el primer trimestre podría estar ligeramente por arriba de la cifra preliminar de 2.7%, comentó Eduardo González, analista económico de CitiBanamex. El resultado definitivo del PIB será anunciado el próximo 22 de mayo.

Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte-Ixe, espera una mayor recuperación de la producción manufacturera, derivado de la depreciación que ha experimentado el peso con relación a los niveles observados en el mismo periodo del año anterior; y que la incertidumbre en torno a la relación comercial entre México y Estados Unidos propicie en un primer momento un flujo mayor tanto de producción como de exportaciones durante el primer trimestre del año.

No obstante, es probable que la industria de la construcción se vea limitada por la caída que ha presentado la inversión en proyectos públicos.

Asimismo, es probable que la recesión de la industria minera continuará al menos durante el primer semestre, lo cual seguirá anulando los efectos positivos de la mayor producción manufacturera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS