“Tenemos para financiar infraestructura y NAICM”: Banorte

Luego de un trimestre de 2017, el financiamiento no se frena, dice; el grupo mantiene interés en grandes proyectos energéticos, indica
Marcos Ramírez; director general de Grupo Financiero Banorte. (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
14/03/2017
01:39
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

El entorno económico y el efecto que ocasiona la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos no interrumpe los planes de Banorte para financiar los grandes proyectos de infraestructura y energía que hay en México.

Según el director general de Grupo Financiero Banorte, Marcos Ramírez, ha trascurrido un trimestre de 2017 y no se ve desaceleración en el financiamiento, mientras que el atractivo por invertir y financiar en el país se mantiene intacto.

“Si el aeropuerto cuesta de 3 a 5 mil millones de dólares, los podemos financiar. Si el proyecto es bueno, se paga, nosotros tenemos muy buen fondeo y tenemos que seguir prestando. Podemos con todo. De infraestructura viene un montón, tenemos que cuadricular al país”, aseguró.

En entrevista con EL UNIVERSAL, afirmó que espera que la cartera de crédito del banco se mantenga con un buen desempeño en 2017, además de que no se prevé un deterioro en el otorgamiento de financiamiento en los próximos meses.

“Estamos manejando un crecimiento de dos dígitos en el crédito. Si es un poco menos, tampoco pasa nada, pero en el primer trimestre todo se ha movido bien. Siempre hemos sido cautelosos”, explicó.

A una semana de la edición 80 de la Convención Bancaria, Marcos Ramírez puntualizó que los primeros grandes proyectos derivados de la reforma energética se mantienen en el interés del grupo para este año. A la par, destacó un buen comportamiento en el consumo de la población, sin problemas de sobreendeudamiento.

 

“Este será el año de México”

—“El empleo viene mucho mejor. La creación de empleo formal está por encima del crecimiento del Producto Interno Bruto, y de eso vivimos los bancos, de gente bancarizable, y cada día se ve más en ese sentido. Somos optimistas documentados”, reveló.

Ante los cambios regulatorios que se presentan en el sector bancario en México para reducir fraudes como el robo de identidad, Ramírez adelantó que además de colocar lectores biométricos para cotejar la identidad de sus clientes con las bases de datos del INE, también transformarán sus sucursales con mayor tecnología para reducir el tiempo en que un usuario realiza operaciones al digitalizar la mayor parte de sus servicios.

“Estamos preocupados por los robos de identidad. Es una lucha eterna entre los malos y los buenos, y vamos a meterle muchísimo dinero a ese tema. Bienvenida la regulación, pero nosotros vamos adelante. Tenemos un proyecto que se llama Origina, que tiene que ver con cuántos minutos estará un cliente en la sucursal, y cada vez será menos porque todo está digitalizado. En los próximos 18 meses se van a ver esas cosas”, precisó.

Opinó que este año aún es viable para endeudarse con la adquisición de una hipoteca, pese al alza de tasas de interés del Banco de México.

“Los inmuebles en México son más baratos en comparación con otros países. Hacerte de un bien inmueble es una buena estrategia de por vida, y lo que nosotros queremos es acompañar a la gente en ese proceso”, comentó.

Así, Ramírez aseguró que pese a la incertidumbre que prevalece sobre el país ante los posibles cambios en la relación con Estados Unidos, existen oportunidades de crecimiento.

“Somos un banco mexicano para los mexicanos. Este año va a ser el año de México y queremos posicionarnos. Tenemos todos los instrumentos. Ya somos el segundo grupo financiero de México y los mexicanos no lo saben. Lo queremos ir permeando para que la población lo sepa y se sienta orgullosa”, afirmó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS