Cae poder adquisitivo salarial 11.3% en 9 años

Coneval dice que la inflación puede afectar más al ingreso; destaca mayor rezago social en Chiapas, Oaxaca y Guerrero
01/03/2017
04:30
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

A pesar de que la capacidad de compra de los salarios se recuperó debido a los bajos niveles de inflación que se registraron en los últimos dos años, el ingreso promedio de los trabajadores en México todavía está debajo de los niveles previos a la crisis financiera global de 2008-2009.

De 2007 a 2016, el ingreso laboral promedio por persona (per cápita) reportó una caída de 11.3% en términos reales, una vez descontada la inflación, de acuerdo con el Coneval.

El grueso de esta caída se registró de 2007 a 2010, y si bien de 2010 a 2014 el poder adquisitivo del ingreso laboral promedio anual reportó una contracción adicional de 5.5%, ésta se vio compensada con una recuperación del ingreso de 5.9% de 2014 a 2016.

Así, en los últimos seis años el ingreso laboral promedio reportó un aumento marginal de apenas 0.1%.

Si bien el poder adquisitivo del ingreso laboral se recuperó durante 2015 y 2016, el Coneval advierte que en el cuarto trimestre de 2016 se observa un estancamiento en su ascenso.

Advirtió que será necesario monitorear esta variable y la evolución de la canasta alimentaria, pues el incremento de la inflación podría revertir lo ganado en poder adquisitivo en los últimos dos años.

Debido a que actualmente sigue el análisis sobre el ingreso de los hogares del Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS 2015) que está llevando a cabo el Coneval con el Inegi, los especialistas del consejo reconocen que no es recomendable usar esa variable para comparar la serie histórica.

Es por ello que el Coneval presentó, como parte de las dimensiones de la pobreza, la evolución del ingreso laboral real (el poder adquisitivo del ingreso laboral) a partir de la Encuesta de Ocupación y Empleo (ENOE).

Si bien en los últimos seis años el ingreso laboral de los hogares a nivel nacional se mantuvo estable, su comportamiento por estados en el periodo muestra variaciones importantes, pues en 14 de las 32 entidades se dio un retroceso en este indicador.

Carencias. En opinión de los especialistas del Coneval, la evolución del ingreso laboral y de las carencias sociales proporciona un panorama aproximado de la evolución de la pobreza para el periodo 2010-2016.

Tras un análisis, el Coneval concluye que las carencias sociales estimadas a partir del MCS 2015, publicado por el Inegi en julio de 2016, son consistentes y comparables con estimaciones de levantamientos previos.

La carencia por acceso a los servicios de salud mostró la mayor disminución entre 2010 y 2015, pasando de 33.5 millones de personas (29.2% de la población) a 20.5 millones de personas (16.9%) con esta problemática.

Entre 2014 y 2015 la carencia por acceso a la seguridad social presentó la mayor disminución, pasó de 58.5% a 56.6% de la población, seguida por la carencia por acceso a la alimentación, que se movió de 23.4% a 21.7%.

Pese a esta reducción, el acceso a la seguridad social es la carencia social con mayor prevalencia en el país.

En 2015, los estados con mayor porcentaje de población con rezago educativo, carencia por acceso a la seguridad social, calidad y espacios en la vivienda o acceso a los servicios básicos en la vivienda fueron Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS