Prevén impacto por alza a tasas en segundo semestre

La competencia no incentiva el aumento en productos de la banca, dice experto
La Condusef asegura que monitorean las tasas en tarjetas de crédito, préstamos personales y nómina, y otros productos de financiamiento (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
04/04/2016
01:41
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

El impacto en el costo del crédito por la subida de la tasa de referencia del Banco de México se va a presentar en mayor medida hacia el segundo semestre del año y en 2017 va a ser más notable en productos como es el crédito hipotecario.

El presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Costanzo, dijo que a mes y medio del cambio en la política monetaria del banco central se sigue el monitoreo de tasas en tarjetas de crédito, préstamos personales y de nómina y otros productos de financiamiento al consumo sin que haya hasta el momento un aumento significativo.

“Lo que hacemos es revisar la publicidad de los bancos para ver cómo va el CAT. No hemos detectado incrementos importantes ni tampoco en materia de comisiones”, dijo el funcionario.

Según Di Costanzo, es factible que los aumentos se presenten hacia la segunda mitad del año.

El investigador de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF), Jorge Sánchez, dijo que algunas tarjetas de Banamex, BBVA Bancomer y Santander han tenido ajustes mínimos, en la misma proporción del cambio en la tasa del Banco de México; sin embargo, la competencia y las condiciones económicas no incentivan a que se presenten aumentos mayores.

“El próximo año los créditos hipotecarios van a subir un poco. Es mínimo porque las tasas han estado históricamente bajas y sólo son ajustes pequeños, porque las tasas a largo plazo no han tenido un fuerte ajuste”, explicó el investigador.

Para el especialista, el actual escenario económico mantiene la incertidumbre sobre la posibilidad de que haya nuevos ajustes por parte de las autoridades en las tasas de interés.

“La deuda y Pemex le está generando mucho ruido a la economía. Si se mantiene la volatilidad en el tipo de cambio la incertidumbre de las tasas de interés en Estados Unidos, existe la expectativa de que el Banco de México puede volver subir sus tasas de interés que sea a la par de lo que haga la Fed y esto va a tener un impacto en algunos productos”, dijo.

En ese sentido, Sánchez destacó que el principal reto para la banca en México frente a las actuales condiciones económicas globales es mantener la entrega responsable del crédito para evitar que ocurran problemas de sobreendeudamiento.

“Es mejor tener la prudencia de no prestar por prestar. Hoy en día la banca no tiene ningún problema de deudas en dólares a diferencia de otros sectores. Su principal reto es mantener su buen desempeño. Los bancos tienen muchos recursos para seguir prestando pero lo deben seguir haciendo de una manera responsable”, finalizó el académico.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios

 

NOTICIAS DEL DÍA