Cuestionan nueva fórmula de contenido nacional en energía

Afectará a firmas locales interesadas en participar: expertos de la Canacintra
El cambio en la fórmula anunciado por el gobierno facilita a las empresas trasnacionales cumplir con el 25% requerido para obras del sector energético. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
21/07/2015
01:41
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El cambio en la fórmula de contenido nacional anunciado por la Secretaría de Economía facilita a las empresas trasnacionales cumplir con el 25% requerido para obras del sector energético, pero perjudica a firmas nacionales, que tienen menos oportunidad de convertirse en proveedores, según especialistas de Canacintra.

El jueves de la semana pasada el gobierno anunció cambios a las variables que integran el contenido nacional en proyectos de exploración y extracción de hidrocarburos, de modo que ahora se incluyen gastos, aportaciones y donaciones que haga un contratista, asignatario, permisionario y proveedor en el territorio nacional.

Con la nueva fórmula se reduce la posibilidad de que participen industriales mexicanos, pero el problema es que las multas, regularmente, son mínimas de encontrarse un incumplimiento, lo que perjudica doblemente a los productores del país, explicó el vicepresidente del sector de industrias de bienes de capital de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Carlos González Fisch.

Además de que las fórmulas son complicadas, “se incluye una serie de rubros como el de aportaciones y donaciones, que confunden y dan la vuelta a una decisión política de fomentar el desarrollo de la industria, la economía y el empleo”, dijo.

Debido a ello, se ha solicitado a funcionarios que no hagan caso de otros intereses y en una decisión política promuevan el contenido nacional, tal como lo hacen países con mayor crecimiento, comentó.

Hace 30 años el mínimo de contenido nacional era de 58% en todas las negociaciones, pero ahora, dijo, “a pesar de muchos esfuerzos, prácticamente no hemos tenido respuesta, no hay una voluntad política para manejar el contenido nacional”.

Ahora se anuncia que se considerarán como contenido las donaciones y aportaciones culturales y tecnológicas, lamentó.

“Es preocupante, porque la industria espera que se incluya más contenido nacional”, lo que requiere de una política de desarrollo industrial, añadió el vicepresidente del sector químico de Canacintra, Gilberto Ortiz.

Sin embargo, con los cambios a la fórmula se da el beneficio a los ganadores de licitaciones de que una donación cuente como contenido.

Con la fórmula que se publicó el 16 de julio pasado en el Diario Oficial de la Federación se asegura que se contabilizarán los gastos, aportaciones o donaciones de manera anual. Los montos se valuarán a precios actuales hasta el equivalente a 3% de los requeridos durante los primeros tres años, y hasta 2% a partir del cuarto año.

Según las reglas de la reforma energética, el contenido nacional deberá ser de 25% para el primer año, aunque en el caso de gasoductos podría llegar a 35%, por tratarse de excavaciones y valor agregado de la obra civil.

La Secretaría de Economía es la encargada del registro de posibles proveedores del sector energético, y por ello trabaja con los organismos del sector privado para incluir en el sistema a los posibles proveedores.

Mantente al día con el boletín de El Universal