La SCT recibió 37 solicitudes para red compartida

Empresas fabricantes mostraron mayor interés. No participaron Telcel, Telefónica ni AT&T
La licitación de la red compartida será utilizada para ofrecer servicios de banda ancha en México. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
15/07/2015
01:55
Carla Martínez
-A +A

[email protected]

Cancún.— La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó ayer que recibió 37 manifestaciones de interés por parte de empresas e instituciones de todo el mundo que buscan participar en la licitación de la red compartida, la cual podrá ser utilizada para ofrecer servicios de banda ancha en México.

Entre ellos destacan los fabricantes Cisco, Ericsson, Huawei, Motorola, Qualcomm y Nokia, así como los operadores Alestra, Axtel, China Telecom, MVS, Pegaso, SES y Totalplay.

En tanto, ninguna de las empresas de telefonía móvil (Telcel, Telefónica México o AT&T) expresó interés de participar en el proceso licitatorio.

Al respecto, Miguel Calderón, vicepresidente de regulación de Telefónica México, señaló que esperarán a conocer las prebases y las analizarán con cuidado. “Creo que hay que ver cuáles son las condiciones, y en ese momento evaluaríamos qué hacer”, dijo.

Entre los comentarios de las empresas que remitieron su opinión a la SCT destaca la solicitud para que el ganador de la licitación no pague por el uso del espectro.

“Muchos de los interesados opinaron que los participantes privados en la APP (asociación público-privada) idealmente no deberían tener que pagar por el uso del espectro y que justamente ésta debe de ser la contribución del gobierno a la APP”, menciona el compendio.

Asimismo, las empresas comentaron que esta red debe ser capaz de arrendar capacidad de proveedores que ya están en el mercado como la red troncal, Telmex o CFE.

Según el Compendio de las Manifestaciones de Interés para la red compartida, 54% fueron interesados mexicanos y 46% de otros países.

Los temas de interés en los que coincidieron versan sobre las operaciones técnicas de la red, consideraciones de política pública, opciones en materia económica y de establecimiento de precios, la competencia y el proceso de licitación.

Cabe destacar que de las 37 muestras de interés no todas buscan operar la red. Un 42% mostró interés por consultoría, 26% en la construcción de la red, 16% por proveer servicios, 11% en la fabricación de equipos para redes y 55% en la inversión del proyecto.

Con respecto el tema técnico, los interesados pidieron flexibilidad a la autoridad para “planificar y ejecutar un despliegue de la red coherente con las condiciones de mercado y técnicas”.

Además, solicitaron que las decisiones relacionadas con el despliegue regional sean tomadas por el operador de la red compartida y que sea ésta empresa o consorcio quien defina de manera independiente el calendario de despliegue de la red, dando prioridad a las localidades donde no hay cobertura.

Entre los comentarios, se pide que la red tenga un uso híbrido “que soporte tecnologías de acceso de radio 2G, 3G y 4G y la opción de utilizar un transporte satelital”.

Para los interesados en la red compartida, la Secretaría creó el portal www.redcompartida.gob.mx para que inversionistas y público en general puedan conocer información general relacionada con la red.

La Secretaría reiteró que el próximo viernes 17 de julio se publicarán en el portal los criterios generales de las prebases de licitación del proyecto.

Evitar intereses políticos. La asignación de espectro, como la banda de 700 MHz no debe basarse en intereses políticos, dijo Pablo Bello, director de la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones (Ahciet), durante el Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2015.

“Lo que preocupa en América Latina es que las decisiones de políticas públicas son de política, con interés político, más allá del sustrato de la comprensión económica y tecnológica que está detrás”, subrayó.

Además, dijo que en el marco de la reforma constitucional debe haber espacios para “minimizar aquellos aspectos que pueden ser negativos en el modelo de implementación de la red única, al mismo tiempo que maximizar sus efectos positivos.

“Eso va a tener que ver con cuál es el modelo que resuelve la autoridad, por eso las consultas de las prebases y luego las bases son importantes. Nosotros pensamos que en el marco de la regulación los operadores puedan participar en la asignación”, agregó.

En cuanto a que forman parte de las 37 organizaciones interesadas en participar en esta red, comentó que su objetivo es ofrecer aportaciones para las prebases y continuar su diálogo con el gobierno para que el modelo conceptual logre concretarse.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS