Analistas ven poco viable modificar el esquema fiscal

La negociación del gasto público desde una base cero, entre las primeras tareas
09/06/2015
04:26
Rubén Migueles Tenorio
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

La aprobación del presupuesto de egresos 2016, el apuntalamiento de las reformas estructurales económicas ya aprobadas y el impulso de cambios en temas de Estado de derecho y justicia serán los principales retos de la nueva Legislatura de la Cámara de Diputados, coincidieron analistas.

De acuerdo con especialistas consultados, lo más relevante y la primera tarea que tendrán los diputados será la conformación del paquete económico, pero particularmente la negociación del gasto público 2016, desde un enfoque de base cero.

El gobierno federal anunció que para el próximo año será necesario hacer un recorte de 135 mil millones de pesos al presupuesto de egresos, al mismo tiempo que será necesario revisar todos los rubros del mismo y asignar de manera más eficiente los recursos públicos.

“Lo más relevante de la conformación de la Cámara de Diputados es el papel que va a tener esta nueva Legislatura sobre el paquete económico del próximo año y cómo va a gravitar eso con la aplicación del recorte al gasto público de 2016, así como el tema del presupuesto base cero”, comentó el analista económico de Vector, Luis Adrián Muñiz.

Aunque las cifras del Programa de Resultados Electorales Preliminares 2015 no dan todavía una mayoría al PRI, las alianzas con otros partidos como el Verde Ecologista y Nueva Alianza pueden sumar los votos para hacer avanzar iniciativas.

Por ello, el especialista de la casa de bolsa dijo que con un PRI mayoritario en el Congreso no se prevén cambios sustanciales. “En esencia, Hacienda va a proponer el paquete económico 2016 y será poco modificado por los legisladores”, dijo.

El analista económico Jonathan Heath explicó que el reto será para el Ejecutivo, que probablemente en materia presupuestal no tenga el tiempo para realizar los cambios necesarios este año, por lo que deberá concentrar sus esfuerzos en 2017 para hacerlo bien.

“Lograr un presupuesto base cero integral de un año para otro será complicado. Yo creo que va a ser un proceso multianual y lo que se va a proponer en septiembre serán sólo los primeros pasos del presupuesto base cero”, dijo Muñiz, de ahí la importancia de contar con un Congreso que favorezca la propuesta del Ejecutivo no sólo este año, sino cuando menos hasta 2018.

La reducción del gasto y la consolidación fiscal deberán ser temas relativamente sencillos de resolver en la medida en que la reforma fiscal está siendo exitosa al incrementar los ingresos no petroleros, por lo que la necesidad de recorte podría ser un poco menor a lo estimado.

Por otro lado, el PRI, con sus aliados, seguramente tendrá la primera mayoría en la Cámara, con lo cual podrán empujar los temas que al gobierno federal le interesa sacar adelante en lo que resta del presente sexenio, comentó el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo

“Probables cambios fiscales se ven muy difíciles dado que el PAN, en lo que va del conteo, va a tener sólo el 20% de la Cámara de Diputados, lo cual no le alcanza para una fuerza que apoye esta demanda”, advirtió Oviedo.

Las peticiones de la iniciativa privada de hacer ajustes a la reforma hacendaria estarán presentes, pero no tendrán un eco muy grande.

“En caso de que se negocie alguna modificación fiscal deberá tener afectaciones marginales sobre el ingreso, porque lo que se necesita ahora son recursos”, agregó Muñiz.

Sobre el mensaje presidencial de que las reformas continuarán, el especialista de Vector consideró que es una señal de que el Ejecutivo todavía tiene algunas reformas en la agenda que están pendientes y que la conformación del Congreso como quedó le da posibilidad de emprenderlas, como son la del Estado de derecho, que es una de las más importantes que hacen falta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS