​México no develará cartas antes de renegociación del TLCAN: Guajardo

El secretario de Economía indicó que el país está listo para las pláticas pero no hará pública su estrategia para no “generar anticuerpos antes de iniciar el proceso de negociación”
(Foto tomada de @SE_mx)
07/08/2017
16:20
Carina García, Ivette Saldaña y Suzzete Alcántara
-A +A

A una semana del inicio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el secretario de Economía, Ildelfonso Guajardo Villarreal, comprometió al Senado de la República información oportuna sobre el proceso, pero anticipó que México no develará ahora sus cartas, para impedir bloqueos de empresas estadunidenses que pudieran sentirse afectadas.

Luego de que senadores pidieran ser incorporados y conocer el detalle de las conversaciones desde un “cuarto de junto”, el funcionario compareció ante la Comisión de Relaciones Exteriores del órgano legislativo, ante la que indicó que el país está listo para las pláticas pero no hará pública su estrategia para no “generar anticuerpos antes de iniciar el proceso de negociación”.

Así, tras una exposición inicial Guajardo sostuvo un encuentro privado de dos horas con los legisladores, para responder sus dudas y cuestionamientos, ya que el 16 de agosto inician las renegociaciones.

Previamente, en el recibimiento al funcionario, la presidenta de la Comisión, Gabriela Cuevas, le pidió conocer cómo llega México al proceso de negociación, balance y expectativas, así como detalles de los objetivos.

“Queremos estar cerca de esta negociación, queremos formar parte de esta idea de, más que un cuarto de junto, no queremos nada más estar junto, queremos acompañar este proceso.

“Sabemos que no va a ser sencillo, el diálogo con Estados Unidos no puede ser ya más público; entonces, sabemos hasta en qué tono se puede llegar a dar, pero queremos acompañarlo”. 

En respuesta, Guajardo Villarreal ofreció “seremos oportunos, seremos transparentes y estaremos informando sobre todo al Senado de la República en este proceso de acompañamiento de una manera puntual y permanente”.

En su exposición inicial indicó tres áreas de preocupación sobre el proceso de renegociación:  una "fijación extrema sobre el concepto de déficits comerciales” cuando lo que se requiere es un “rebalanceo comercial, pero siempre y cuando logremos mejorarlo a través de expansión del comercio, no a través de restricción del comercio”.

Otro tema es el Capítulo 19  relativo a la resolución de controversias, sobre el que la Comisión Permanente del Congreso pidió al gobierno mexicano no permitir su cancelación, y además el punto relativo a salvaguardas.

Pidió cautela en ese tema, que exenta o le da licencia a estos tres países a no ser tratados igual que al resto del mundo.

“Dar la tentación de utilizar instrumentos que ya habían sido desincentivados a ser usados en América del Norte sería como abrir la Caja de Pandora de nuevo. Y los más afectados no serían necesariamente sólo los exportadores mexicanos, pudieran ser los exportadores estadounidenses”, indicó.

Guajardo Villarreal también pidió a los senadores ser intermediarios y conversar con los empresarios agropecuarios, para permitir la importación de granos de Argentina y Brasil, lo que permitiría a México una herramienta de negociación ante Estados Unidos y Canadá.

“Yo les he dicho a los señores empresarios, y sobre todo agricultores, es que si quieren una buena negociación al norte necesitan darnos el mandato para poder abrir fuentes alternativas al sur. De otra manera, mi posición en la mesa del Norte no tiene credibilidad”.

Además pidió “ser lo más ambiciosos posible” en la búsqueda de mercados e incorporar todas las disciplinas.

Esto porque, recordó, hay resistencias del sector privado mexicano, “yo necesito tener una plataforma de acción inmediata con Brasil, con Argentina, quienes nos tienen restringido el mercado automotriz a un tema de cuotas y en donde nosotros los tenemos prácticamente neutralizados como fuentes de oferta y acceso a granos y oleaginosas”.

Eso, frente a la renegociación del TLC, Estados unidos y Canadá es importante, porque “son sus principales proveedores de grano y de oleaginosas, (y) yo necesito tener un mercado alternativo con credibilidad que me permita poder tener fortaleza en mi mesa de negociación al norte”.

lsm

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS