Banxico mantiene tasa de interés en 7%

Menor ritmo de la inflación y mejora en balance de riesgos, los motivos; miembros de la Junta de Gobierno votaron la decisión de manera unánime
El Banco de México, encabezado por Agustín Carstens, informó que seguirá muy de cerca los determinantes de la inflación y sus expectativas. FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL
11/08/2017
01:41
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Con el voto a favor de todos los miembros de la Junta de Gobierno, el Banco de México (Banxico) no modificó la tasa de referencia, para mantenerla en 7%, tal como lo esperaba el consenso del mercado.

Lo anterior fue debido a que el ritmo de crecimiento de la inflación general ha comenzado a desacelerarse y el balance de riesgos para la economía ha mejorado.

Al dar a conocer el anuncio de política monetaria, informó que la Junta de Gobierno decidió por unanimidad mantener el mismo nivel para el objetivo de la Tasa de Interés Interbancaria a un día.

Esto quiere decir que se confirmó la pausa monetaria que dejó entrever que haría el banco central, de acuerdo con el contenido de la minuta de la reunión anterior.

Sin embargo, el Banxico advirtió que hacia adelante seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazos, en especial el traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, así como la evolución de la brecha del producto.

También evaluará la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos. En todo caso, ante los diversos riesgos que siguen presentes, la junta estará vigilante para asegurar que se mantenga una postura monetaria prudente, de manera que se fortalezca el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazos, y se logre la convergencia de ésta a su objetivo.

print_44625537.jpg

Entorno complejo. Los integrantes de la Junta de Gobierno del banco central afirmaron que la inflación parece estar acercándose a su techo.

Incluso prevén que en los últimos meses retomará una tendencia a la baja, que se acentuará durante 2018, con lo cual se conducirá hacia la convergencia del objetivo de 3% a finales del próximo año.

Establecieron que si bien la inflación general y la subyacente se ubicaron en 6.44% y 4.94% durante el mes pasado, ya se están observando cambios de tendencia en rubros afectados por los choques iniciales, como en el caso de los energéticos y las mercancías no alimenticias.

Destacó que si se excluye el genérico jitomate, la inflación general anual en julio se ubicaría en 6.17%.

En tanto, mientras que las expectativas de inflación continúan reflejando un aumento transitorio, las de mediano plazo se mantuvieron por debajo de 4% y las de largo plazo en 3.50%, señalaron.

Sin embargo, advirtieron que la inflación no se encuentra exenta de riesgos.

“Ante la simultaneidad y magnitud de los choques descritos, se podrían presentar efectos de segundo orden sobre la inflación, lo cual no ha sucedido a la fecha”, mencionaron.

También podría tener efectos si se llega a revertir la apreciación del peso frente al dólar.

Además, podrían seguir los aumentos de los precios de los bienes agropecuarios, aunque el impacto de estos últimos sobre la inflación sería transitorio, consideraron.

Mencionaron que, debido a que las condiciones en el mercado laboral han venido estrechándose, la evolución de los costos unitarios de la mano de obra podría empezar a reflejarse en la inflación.

Riesgos. Entre los riesgos, el Banco de México mencionó que existe la posibilidad de que la actividad económica nacional presente una desaceleración mayor a la anticipada, lo que dificultaría el surgimiento de presiones inflacionarias por el lado de la demanda agregada y el mercado laboral.

En el anuncio de política monetaria se advirtió que, a pesar de que la economía ha demostrado tener resiliencia y la mejoría en las perspectivas bilaterales México-Estados Unidos, se continúa enfrentando un entorno sumamente complejo.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS