Sener: superan los contratos en sector energía 100 mil mdd

Avances permitirán consolidar reforma en 2018, afirma Joaquín Coldwell; prevé secretario mejorar la seguridad y el desarrollo energético del país
El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, encabezó la clausura del Oil and Gas Innovation Forum 2017 (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
07/07/2017
03:54
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

Esta administración va a dejar sembrados e incubados contratos energéticos que van a reflejar una inversión cercana a 100 mil millones de dólares, aseguro el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell. Eso permitirá, añadió, consolidar en 2018 la reforma de hidrocarburos.

En el acto de clausura del Oil and Gas Innovation Forum 2017, el funcionario detalló que estas inversiones van a contribuir a la modernización de la infraestructura energética del país, al desarrollo energético, a nuestra seguridad y a una mejor relación de los ciudadanos con la energía.

Hasta ahora, aseguró, se tienen ya adjudicados, “y no hablo de expectativas de inversión, sino de adjudicaciones ya realizadas”, por 77 mil 805 millones de dólares.

Esta cifra se compone por los 56 mil millones de contratos de exploración y extracción de hidrocarburos; 2 mil millones de dólares por sísmica que se está llevando a cabo en el Golfo de México; 12 mil 242 millones de dólares en la expansión y modernización de la red de gasoductos, y las inversiones eléctricas con dos subastas de energías limpias por 6 mil 600 millones de dólares.

“Esperamos que, para fin de 2017, una vez concluidas las licitaciones petroleras que tenemos en cartera [la Ronda 2.4 en aguas profundas, la 2.5 Mixta y la 3.1 en aguas someras y terrestres no convencionales] y la tercera subasta de energías limpias, esta cifra esté cercana a 100 mil millones de dólares”, dijo el secretario.

Por ello, el encargado de la política energética de México consideró que el modelo licitatorio del país ya está lo suficientemente maduro, robusto y prestigiado para poder dar “el paso para alinearnos con prácticas internacionales y hagamos licitaciones en las que incluyamos más áreas contractuales, más recursos prospectivos e incluso dar ya la licitación a campos petroleros considerados no convencionales”.

En las primeras licitaciones, añadió, “fuimos conservadores, porque no teníamos un modelo de contrato como ahora ya lo tenemos ni suficiente sísmica, tampoco reglas muy claras para regular los consorcios, las garantías ambientales y operativas”.

Pero ahora, después de las cinco licitaciones de rondas, “estamos preparados para el siguiente paso, como los países con los cuales competimos globalmente en estas licitaciones”.

Ahora, destacó el funcionario, vamos a ir “hacia la consolidación de la reforma en hidrocarburos”.

Joaquín Coldwell anunció que las siguientes rondas serán mucho más atractivas, con más áreas contractuales y más recursos prospectivos, que involucran 82 campos de extracción y 509 bloques de exploración y extracción.

Explico que, en el caso de Pemex, las alianzas son ya un mecanismo efectivo de la empresa para acceder tecnología y desarrollar mejores esquemas y prácticas internacionales, para compartir riesgos geológicos y financieros y para atraer inversiones a nuestro país.

El secretario aseguró que a tres años de implementada la reforma energética, México ya tiene un sistema industrial de hidrocarburos privado que coexiste y compite con Pemex.

En el evento, Jaime Buitrago, director de Exploración y Producción de Exxon en México, aseguró que una de las tareas pendientes es el recurso humano de alta tecnología.

“Para que México como país pueda aprovechar en 100% esta nueva etapa en la que se embarca, la industria debe concentrarse en desarrollar ese recurso humano de alta especialización”, indicó Buitrago.

Se necesita, añadió, atraer a temprana edad a las mejores mentes a las áreas de ciencia e ingeniería, lo que no siempre ocurre y no es fácil.

Citó que, de acuerdo con medios de comunicación, actualmente menos de 20% de los universitarios que cursan carreras en ciencias y tecnología tienen posgrados, “esto no sirve para la industria del petróleo”.

Otro de los factores que falta por desarrollar es la infraestructura, subrayó el vicepresidente de Halliburton en México, Hermes Aguirre.

Indicó que el país lleva cinco o seis años trabajando intensamente, pero todavía está despegando el sistema de condiciones de infraestructura.

Lo que ha hecho viable en Estados Unidos el desarrollo del sector energético es la capacidad instalada para poder atender lo que la empresa necesita en el momento que lo requiere.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS