Ven poco efectivo semáforo para evitar deuda local

Se dejaron fuera a varios estados en situación delicada, opinan expertos
Veracruz era uno de los estados que los expertos esperaban que apareciera en el semáforo rojo de endeudamiento, pero no fue así. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
05/07/2017
01:48
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

El Sistema de Alertas con los valores para determinar los límites de endeudamiento de las entidades federativas que dio a conocer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó fuera a varios estados que se preveía que estarían en semáforo rojo, coincidieron especialistas y calificadoras.

Por ello, advirtieron que este nuevo instrumento que servirá para evitar un mayor endeudamiento de las entidades federativas tendrá una efectividad limitada.

El director ejecutivo senior de Finanzas Públicas e Infraestructura de HR Ratings, Ricardo Gallegos, señaló en entrevista con EL UNIVERSAL que ellos estaban esperando que Hacienda colocara en semáforo rojo, además de Coahuila, a Chihuahua, Veracruz y Nuevo León.

Explicó que Oaxaca y Quintana Roo salieron en semáforo rojo, pero no en el nivel general de endeudamiento, sino en alguno de los tres indicadores evaluados por Hacienda.

Destacó que para considerar la información que se tomó en cuenta para la evaluación la SHCP no hizo una auditoría de las cuentas públicas locales de cada estado, sólo recoge lo que se entregó a los congresos estatales.

Para René Arce, socio de Hogan Lovells, los estados que salieron con un nivel alto de endeudamiento, como Coahuila, seguramente están trabajando con Hacienda para firmar un convenio en donde se establecerán los márgenes para actuar en cuanto a la contratación de deuda.

Coincidió en que llama la atención que no hayan salido más estados en semáforo rojo, pero consideró que seguramente están trabajando con Hacienda para salir del endeudamiento alto.

Lo importante, en su opinión, será cómo van a negociar los convenios de obligaciones con la SHCP, dependiendo del nivel de alerta en cada uno de los tres indicadores.

Mencionó a esta casa editorial que los que están en rojo o cerca por lo general tienen procesos de reestructuración vigentes, en donde se establecen márgenes más restrictivos.

Se tienen que analizar caso por caso, consideró, pero los que están en el semáforo rojo en diferentes niveles de los indicadores de evaluación tienen ciertas restricciones.

Ahora, con el nuevo esquema jurídico será más consistente con dichas limitantes.

Del caso de Coahuila, mencionó que desde 2011, cuando reestructuró su deuda, estaba en una situación de constante austeridad. En 2015 volvió a reestructurar y dejó una mejor situación. Quintana Roo el año pasado cerró su reestructura y Oaxaca lo está haciendo también con un proceso un poco más complicado, señaló.

Fitch opinó que los rangos con los límites establecidos por la SHCP para medir el nivel de endeudamiento de los estados son muy holgados y se corre el riesgo de que incrementen su endeudamiento hasta proporciones que limiten su capacidad para mantener o fortalecer sus niveles de inversión con recursos de libre disposición.

En un reporte que emitió al respecto, advirtió que el Sistema de Alertas puede ser poco efectivo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS