Nuevo aeropuerto de CDMX puede nacer saturado: Cofece

04/07/2017
03:46
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

De no efectuarse cambios de fondo en la asignación de horarios de aterrizaje y despegue en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), se mantendrán las altas tarifas de los boletos, la baja participación de las aerolíneas y problemas estructurales que ocasionarán que el nuevo aeropuerto “nazca saturado”, advirtió la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Ante ello, emitió una lista de 11 medidas correctivas al AICM, en tanto que giró recomendaciones al Congreso de la Unión, al Ejecutivo federal y, en particular, a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), con las cuales se logrará promover una mejor operación de las terminales aéreas.
3julio2017-aicm.gif

Eventualmente, esas acciones podrían llevar a una reducción de las tarifas aéreas, que en algunos casos fue de 30% por kilómetro de vuelo, dijo la comisionada presidente Alejandra Palacios.

Si bien el AICM aplicó el Plan de Vuelo con Slot Asignado (Plansa) y el Slotix para lograr disminuir las demoras de los vuelos y verificar el cumplimiento de los horarios de despegue y aterrizaje (slots), los cambios no son claros ni se institucionalizaron, consideró.

“Las reglas no son transparentes, hay mucha confusión en cómo debe de actuar, por ello la importancia de institucionalizar. Sí ha habido esfuerzos en los últimos dos años, eso se ve reflejado en Slotix y en que hay más participación, pero eso se tiene que institucionalizar y tiene que haber claridad en reglas, y la propuesta (de regulación) que está en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria no es suficiente”, expuso.

Como el AICM es origen y destino de dos terceras partes de los pasajeros que realizan vuelos nacionales y un tercio de los internacionales se considera necesario hacer ajustes porque existe falta de claridad en las reglas de operación y porque no se aplica efectivamente la normatividad vigente en lo que se refiere a asignación y supervisión de horarios de despegue y aterrizaje. Ello requiere de la creación de un ente independiente que se dedique a asignar, supervisar, monitorear y calificar el uso de los slots de manera eficiente.

Además, aun cuando por ley deberían retirarse horarios de despegue y aterrizaje a las aerolíneas que por causas imputables a su operación no se apeguen a su horario e incurran de manera regular en retrasos, a la fecha “nunca han retirado algún horario bajo este criterio”, a pesar de que Grupo Aeroméxico, Interjet, Volaris, VivaAerobús y Aeromar operaron aproximadamente 40% de sus horarios asignados al inicio de la temporada con una diferencia de horario superior a la tolerancia de 15 minutos.

Además, Aeroméxico y Delta son las dos aerolíneas que mantienen 50% de los horarios de despegue y aterrizaje.

Se respetará el modo de operación de la aviación, la ley que le aplica, así como los derechos de las aerolíneas, pero se busca que se mejore la operación del aeropuerto, porque si no se resuelven de fondo las fallas el nuevo aeródromo de la ciudad “podría nacer saturado y trasladarías los problemas”, explicó Palacios.

“Si el AICM quisiera resolver el problema de fondo lo que necesitaría es emitir bases para aeropuertos saturados”, dijo, lo que significa asignar horarios de despegue y aterrizaje con seis meses de anticipación y subastar los horarios disponibles, entre otras medidas.

Sin embargo, la comisionada presidenta Alejandra Palacios dijo que estas recomendaciones se hicieron con base a la situación de 2014 y, aunque ya se hicieron cambios desde ese año a la fecha, tras la emisión de la resolución previa aún no se subsana la totalidad de las medidas que se impusieron.

De no adoptar las medidas, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México podría hacerse acreedor a una sanción equivalente a 10% de los ingresos acumulables anuales.

Mantente al día con el boletín de El Universal