Buscan México y EU no mezclar TLCAN con 2018

Socios afinan agenda; buscan evitar politización por comicios; primer encuentro, del 16 al 20 de agosto; prevén siete reuniones
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
20/07/2017
03:10
VÍCTOR SANCHO E IVETTE SALDAÑA
-A +A

[email protected]

La modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tiene fecha de arranque y se busca finalizar el acuerdo antes de que se contamine con el proceso electoral de 2018, reconocieron expertos.

El gobierno de Estados Unidos anunció que la primera ronda de la renegociación se va a llevar a cabo del 16 al 20 de agosto en Washington.

Según fuentes consultadas, a partir de esa fecha las autoridades de los tres socios comerciales se reunirán cada tres semanas con la intención de alcanzar un acuerdo a finales del presente año o a principios del próximo.

Se prevé que se realicen siete rondas de negociación durante ese lapso, además de otras intersesionales.
El titular del Consejo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial, Moisés Kalach, dijo que la propuesta es que una semana sea de reunión y la otra de consultas en cada país y donde participen gobierno y sector privado.

Kalach dijo que será en los próximos días cuando se determine exactamente cómo se realizarán para evitar que el ruido político afecte las elecciones de los tres países —en México, las presidenciales—. “Queremos que se haga la renegociación correcta porque es lo que se va a quedar en los siguientes 20 o 30 años”.

El ex subsecretario de Comercio Exterior de México y socio de White & Case, Francisco de Rosenzweig, dijo que se requieren rondas de negociaciones continuas e intensas para evitar contaminación con el calendario político.

“Una vez conocidos los objetivos de Estados Unidos, parece que existe una base común de que los tres países quieren avanzar de manera expedita para concluir la renegociación en diciembre o enero próximos”, expuso.

El socio director de Hogan Lovells, Juan Francisco Torres Landa, dijo que en Estados Unidos tienen en el radar que hay elecciones en México y que existe la posibilidad de un cambio de partido en el poder. “Lo que no se logre en este año los va a agarrar con las manos atadas”.

Sin embargo, si se ponen sobre la mesa temas inadmisibles se corre el riesgo de llegar a un impasse que suspenda la negociación y que se retome hasta que haya voluntad política.

En las negociaciones participarán el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, y el jefe negociador, John Melle, representante comercial adjunto para el hemisferio occidental.

Del lado mexicano encabezarán los encuentros el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker. La representación de Canadá estará a cargo de la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland.

La ruta. Aun y cuando las negociaciones concluyan este año, el “escenario más probable” es que el Congreso estadounidense lo apruebe en 2019, dijo el vicepresidente de Iqom y asesor del Consejo Coordinador Empresarial, Jaime Zabludovsky.

“Un escenario sobre el que se trabaja es que si la negociación se concluye en diciembre de 2017, Trump, antes de firmar el acuerdo —aunque tengan acuerdo político y los secretarios de Comercio se den la mano— tendrá que guardarse el documento entre 90 y 180 días sin que lo pueda firmar”, dijo.

Si no se requiere hacer modificaciones a leyes se tendría el documento listo para firmar en marzo de 2018. Pero si hay cambios, el periodo para concluir el proceso estadounidense será de 180 días, y hasta entonces se firmará.

En el caso de México, de tenerse lista la firma de los cambios al TLCAN en junio de 2018, el Ejecutivo puede enviarlo al Senado para su aprobación en el siguiente periodo de sesiones, que comienza en septiembre de 2018, con un Poder Legislativo renovado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS