Coneval: niveles de precios pueden elevar la pobreza

Coincide con la Coparmex sobre aumento gradual del salario mínimo
El Coneval reconoció que es importante impulsar el incremento al salario mínimo para ayudar a la población que menos gana. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/06/2017
01:43
Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona, alertó que los niveles de inflación que se registran en lo que va del año, pueden elevar la cifra pobreza en 2017, por lo que se puede decir que hay “focos amarillos” prendidos.

Aseguró que el poder adquisitivo ganado en 2015 y 2016 se están perdiendo este año, debido a la inflación, razón por la cual coincidió en la necesidad de incrementar 14 pesos diarios de manera gradual el salario mínimo, como sugiere la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Hay un foco amarillo, porque ciertamente la inflación de 2017 ha sido mayor que en 2015 y 2016. Puede afectar el poder adquisitivo, siempre y cuando los ingresos no crezcan a esa misma velocidad. El primer trimestre fue favorable [en cuanto a pobreza], habrá que ver en el segundo trimestre qué pasa”, externó Hernández Licona.

Luego de una reunión de trabajo con la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados, Hérnandez Licona aseguró que el incremento al salario mínimo no representa un aumento en la inflación.

“Creo que estamos en un año en donde va a ser importante seguir impulsando el incremento del salario mínimo para que ayude sobre todo a la población que menos gana y genere poder adquisitivo que posiblemente la inflación esté afectando. El salario mínimo sigue siendo muy bajo, mucho más bajo que en otros países de América Latina; entonces, aumentos moderados no traerían ni aumento en inflación, ni desequilibrios del mercado laboral”, refirió el secretario ejecutivo del Coneval.

En su exposición con los diputados, el funcionario advirtió que de continuar la trayectoria ascendente de la inflación, la pobreza en México se incrementará, obligando a que gobiernos federal, estatal y municipal se coordinen en el diseño de mejores programas sociales.

Enfatizó que en mayo y junio, el precio de la canasta básica presentó mayores incrementos que la inflación, lo que lleva a percibir una repercusión en el poder adquisitivo.

Gonzalo Hernández dijo que actualmente existen 5 mil 500 programas en materia social, de los cuales, algunos no resuelven los problemas para los que fueron creados, lo que representan gastos mayores.

“La inflación nos puede comer parte de lo que hemos ganado, de ahí la importancia de la discusión sobre la productividad y el salario mínimo. Si bien la inflación de 2014 a 2016 fue menor y mejoró el poder adquisitivo, este año la diferencia es muy grande, lo que puede provocar perder lo que se ganó en dicho periodo”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS