Piden multas a simulación en juicios laborales

Buscan que trabajadores y empleados eviten falsear información, como ocurre normalmente hasta ahora
Plazo. Para el presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje, Jorge Alberto Juan Zorrilla, la implementación del nuevo esquema de justicia laboral tomará al menos un año. FOTO: ARCHIVO. EL UNIVERSAL
22/06/2017
01:29
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Como una forma de terminar con las mentiras, la simulación y los abusos que se viven cotidianamente en la justicia laboral, la Secretaría del Trabajo consideró que deberá haber consecuencias procesales, multas e incluso sanciones penales para evitar que los trabajadores o los patrones falseen información, como hasta ahora parece ser la práctica común.

El subsecretario del Trabajo, Rafael Avante, explicó que hay casos de personas que voluntariamente dejan de presentarse en el trabajo y meses después demandan a la empresa por despido justificado o que renuncian y luego presentan demanda porque un abogado les dijo que obtendrían mayor indemnización. O existen compañías que piden a sus empleados firmar su renuncia u hojas en blanco el primer día de trabajo.

“Nos parece que tiene que haber consecuencias estrictamente procesales, es decir, quién miente y se le prueba en el procedimiento debe traer alguna consecuencia al momento de emitirse la resolución, debe tener consecuencias económicas que podrían tener que ver con indemnizar a quien tuvo que gastar más para desmentir al que presentó la mentira y probablemente tengamos que endurecer las sanciones administrativas económicas, multas o incluso sanciones penales cuando tengamos plena certidumbre de que se abusó del aparato de justicia”, dijo.

En el Foro Laboral Coparmex 2017: Perspectiva Empresarial, el funcionario comentó que el problema es que la gente no confía ni en la autoridad que imparte justicia ni en el sistema de defensa laboral.

Explicó que con la reforma se busca que sea la conciliación la forma de resolver los conflictos laborales y que al buscarse un acuerdo entre las dos partes los trabajadores y patrones no inviertan años en juicios, porque en promedio toma tres años la resolución, pero hay algunos que llegan a cinco o hasta 10.

“Justamente tenemos que aprovechar esta oportunidad de reformar la ley para generar un claro mensaje de cultura de legalidad, que quien mienta va a tener una consecuencia en el proceso, que quien pretenda acudir al tribunal para sacar más de lo que le corresponde o pagar menos de lo que debe no encuentre la posibilidad de que ese abuso se pueda convertir en ley y se pueda ejecutar”, dijo.

En el foro, el sector patronal levantó la mano y pidió que se le incluya en el aterrizaje de la reforma laboral, porque, aun cuando la implementación de la reforma laboral no está “atorada”, hay temas en los que las diversas partes interesadas tienen interés de participar, dijo el presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Lorenzo Roel.

Uno de los temas que les interesa es la ley orgánica, la forma de estructurar el organismo para revisar los temas laborales, contratos colectivos y el nuevo sistema de conciliación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS