Ortiz: el elefante en América Latina es la corrupción

Ejemplifica el gran problema que se vive en la región con el caso Odebrecht
Guillermo Ortiz (der.) consideró que se debe homologar el sistema fiscal en términos del IVA, además de la simplificación del código fiscal (HÉCTOR ALFARO. OBTURADORMX)
20/06/2017
02:48
Leonor Flores e Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El elefante en esta sala es la corrupción, dijo Guillermo Ortiz en el Congreso que reunió a los 100 economistas más influyentes en el mundo.

En el panel sobre líderes fuertes dentro del foro de la Asociación Económica Internacional en el que analiza la Fractura de la Globalización y sus efectos sobre las economías emergentes, el ex gobernador del Banco de México señaló la gravedad de ese fenómeno en América Latina.

El primero en hablar del elefante fue el académico de la Universidad de Columbia y ex candidato presidencial en Chile, Andrés Velasco. Se refería a otro elefante, el de la crisis y la confianza. “No está en el sótano sino debajo del sótano”, apuntó.

Posteriormente, Ortiz prosiguió la idea de Velasco con la metáfora del elefante y la relacionó con la corrupción; sin referirse a la empresa brasileña la señaló como ejemplo. Ya en entrevista le puso nombre: Odebrecht.

“Evidentemente el caso más importante de América Latina es una empresa multinacional, una gran constructora brasileña que tuvo actividades prácticamente en toda América Latina”.

Dijo que esta compañía tenía instalados mecanismos para ganar contratos y distribuir recursos. “Esto es cierto en prácticamente en todos los países de América Latina”, refirió.

Es un ejemplo de cómo se lleva la corrupción del nivel más alto hasta el más pequeño y de entidades subnacionales a todo el continente sudamericano, indicó Ortiz.

La pesadilla. Durante el panel también participó Anne Krueger, ex funcionaria del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, Ortiz además habló de la inflación, de la que dijo que no era la primera vez que se enfrentaba a choques de precios.

Consideró como positivo del colapso de los precios del crudo mexicano la despetrolización de las finanzas públicas.

Entre 2013 y 2014, los ingresos petroleros representaban 34% del PIB, ahora es alrededor de 15% y 16%, y sigue bajando, precisó.

Sin embargo, consideró que lo que realmente se necesita es una reforma fiscal profunda que ha sido políticamente imposible. “No va a suceder en esta administración, esperemos que el próximo gobierno la haga”.

En su opinión, se requiere homologar el sistema fiscal en términos del IVA, en segundo lugar la simplificación del código fiscal, “que es una pesadilla en este país”.

También se pronunció a favor del impuesto sobre las herencias. “Algo que ninguno de los países tiene, que es un impuesto a las herencias, realmente abogaría por un impuesto a las herencias, porque realmente hace una diferencia”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS