Suicidio, cambiar política de inversiones del país: experto

Empresas de España ven más preocupación por elecciones 2018 que por TLCAN; IE Business School: si hay alternancia, debe mantener interés por capital foráneo
19/06/2017
01:36
Rubén Migueles
Madrid.
-A +A

[email protected]

Más que la renegociación del TLCAN, los inversionistas españoles están preocupados de que a partir de las elecciones de 2018 llegue al gobierno de México una nueva administración que modifique la política económica seguida hasta ahora, dice Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de IE Business School.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el académico de una de las principales universidades de negocios y administración a nivel internacional reconoce que la principal inquietud es la política en materia de inversiones.
“Siempre hay un riesgo de que en las elecciones presidenciales del siguiente sexenio haya alguien que no es tan favorable a esa política de inversión, pero pensamos que eso no va a ocurrir, sería desde luego un suicidio para México”, destaca.

En su opinión, las elecciones de 2018 son un factor de mayor riesgo y preocupación para los inversionistas españoles que el proceso de renegociación del TLCAN, debido a que no significará un cambio importante para México, porque independientemente de lo que suceda, las empresas de ese país van a seguir invirtiendo.

“Básicamente porque muchas de ellas van a buscar inversiones para el mercado local, no tanto como una fuerza de entrada para Estados Unidos, hay algunas que sí y ésas se pueden ver perjudicadas. En cualquier caso, muchas de ellas van a buscar el crecimiento en el mercado local.

En todo caso, donde advierte un factor de riesgo para los inversionistas es en qué decisiones tome quién gane las elecciones a la Presidencia el próximo año. Sin embargo, el académico se siente optimista por lo que ha pasado en algunos países de América Latina, porque independientemente de quién esté en el gobierno, la política económica, principalmente la dirigida hacia inversionistas extranjeros, no ha sufrido cambios.

“Los casos de Chile y Perú, son los dos ejemplos perfectos en los que ha habido alternancia en el gobierno y no pasa nada, esperemos que esa situación se dé en México. Quizás el caso perfecto sea el de Perú, donde Ollanta Humala llegó con una retórica en la campaña electoral y cuando asumió la Presidencia cambió 100%. Del dicho al hecho hubo mucho trecho”, dice Martínez Lázaro, quien también es director del décimo Informe sobre el Panorama de Inversión Española en Iberoamérica, 2017 que elabora EI Bussines School.

El informe considera una encuesta realizada a los directivos de 76 empresas españolas que cotizan en la Bolsa de Madrid, con presencia en América Latina y con más de 300 mil millones de euros en capitalización, como son: Telefónica, Mapfre, Codere, CAF, Gas Natural Fenosa, Iberdrola Santander, Indra, OHL, por sólo mencionar algunas de las más importantes, además de una serie de pequeñas y medianas empresas ibéricas que también operan en la región.

El objetivo del informe es conocer cuál es la visión que tienen las empresas españolas sobre América Latina, sobre los diferentes países, los distintos mercados y conocer cuál es su percepción a la hora de incrementar, mantener o disminuir sus inversiones en la región.

Una de las principales conclusiones del informe es que 76% de las empresas encuestadas tienen previsto aumentar sus inversiones durante 2017, frente a 23% que piensan mantenerlas en sus niveles actuales y 1% que piensa reducirlas.

Puede parecer contradictorio que en un momento en que Iberoamérica se enfrenta a grandes incertidumbres económicas derivadas de la llegada de la nueva administración de Donald Trump, muchas empresas españolas tengan previsto incrementar inversiones y no consideren que la situación pueda deteriorarse, pero eso puede deberse a que la mayor parte de las encuestas se realizaron antes de la victoria del republicano, explica.

Pese a lo anterior, las empresas españolas piensan que el desempeño económico de México seguirá estando entre los mejores de la región durante 2017, pero no será mejor que 2016.

“Yo creo que México tiene una ventaja y es que es una economía que se está expandiendo, a pesar del parón que tienen ahora en la segunda parte del sexenio, pero que el crecimiento se mantiene. Entonces, las empresas españolas están muy presentes en todos los sectores económicos del país, sobre todo en actividades de servicios, porque en esa área son más potentes las empresas españolas”, precisa el especialista.

México es un destino perfecto y muy fácil para iniciar el proceso de internacionalización en América Latina, debido a la facilidad de hacer negocios, por cuestiones culturales, por ser la puerta de entrada con Estados Unidos, y sobre todo porque hay muchas cosas por hacer en México, agrega Martínez Lázaro.

Los mercados en los que la inversión proveniente de España puede aumentar más este año son Colombia, Chile, Perú, México y Argentina, seguidos a cierta distancia por Brasil, Panamá, República Dominicana y Costa Rica, de acuerdo con los resultados del informe.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios