Recorta gastos hormiga y 5 claves para empezar a gastar mejor

Manejar bien el dinero puede parecer muy complicado, pero un primer paso es dejar de gastar en lo que no necesitas
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
09/05/2017
20:36
Mariana F. Maldonado
Ciudad de México
-A +A

Manejar bien el dinero puede parecer muy complicado, pero un primer paso es dejar de gastar en lo que no necesitas. ¿Cómo qué? Como el café en Starbucks, las galletas, refrescos, botanas, cigarros y propinas, por mencionar sólo unas cuantas cosas en las que puedes estar tirando tu dinero.

Se le han llamado “gastos hormiga” por la manera tan rápida en la que hacen que tu dinero salga de tu cartera y enfile hacia otro lado, y consisten en esos gastos que se hacen más por impulso que por una reflexión de por medio.

Si te preguntas cuánto gastas en este tipo de artículos, seguramente no vendría a tu mente una cifra completa. Pero hay varios cálculos al respecto que pueden darte una idea. Y seguramente asustarte.

Según números de Principal Financial Group, una persona puede gastar más de 30 mil pesos en gastos “hormiga”. Esta mujer hipotética (y gastadora) compró café, cigarros, botana de medio día y revista; además se hizo manicure, alaciado express, se boleó las botas, comió en restaurantes y dio propinas durante todo un año… y gastó en ello poco más de 35 mil pesos. Y éste cálculo fue hecho hace un año, así que si le sumamos el aumento de precio en los productos y servicios, hoy representa un tanto más.

Otro cálculo es más drástico. La agencia de viajes Mundo Joven se dio a esta misma tarea y calculó que el monto anual de gastos fuga puede ser hasta de 80 mil pesos, esto en el caso de que la persona sea muy pero muy gastadora y use su dinero para comprar refrescos, cigarros, comidas, taxis, dulces, suscripciones, aplicaciones musicales, servicios de televisión por internet y televisión de paga. ¿Qué podrías hacer con este dinero? Viajar, pagarte un curso de inglés, invertirlo, pagar tus deudas. Las posibilidades más productivas son infinitas.

El primer paso es cortarle el paso a este tipo de gastos. Y es que antes de un gasto, debe venir una reflexión de por medio. No te preocupes, seguramente has comprado algo sin pensarlo. Todos hemos caído en comprar de forma impulsiva, o casi todos. Según una encuesta realizada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), 79% de las personas ha realizado alguna vez compras por impulso. No te dejes llevar por la publicidad ni por las sensaciones del momento.

Si no sabes en qué estás gastando hoy, prueba con registrar tus gastos día con día. “Al final de la semana súmalos y te darás cuenta que el dinero que se va en gastos no indispensables es de considerarse”, recomienda Kueski en un listado sobre varios gastos hormiga que pueden recortarse para empezar a ahorrar. Aquí te dejamos otras cinco claves que te ayudarán a mejorar tu forma de gastar desde hoy.

¿Auto? Los combustibles han subido de precio y si tienes auto, lo sabes bien. En estos tiempos, es importante que consideres en diversificar tu forma de transportarte. “Es recomendable utilizar los diversos sistemas de transporte público de la zona, sacar la bicicleta de vez en cuando o hasta compartir coche a tu destino pueden ser opciones tanto económica como ecológicamente más eficientes”, recomienda la empresa.

Una gran mayoría, ya empezó a hacerlo. 91% ha asegurado que ya busca otras formas de transportarse más económicas, según una encuesta realizada por Ofertia.

Apúrate y deja de comer fuera. 75% de las personas que consume alimentos preparados para desayunar o para comer fuera de casa lo hace porque no tiene tiempo, según una encuesta realizada por la Profeco. Y según cálculos de Kueski, preparar tu propia comida supone un ahorro de más de 50% que si lo pagaras en un restaurante.

¿Mercado o supermercado? El establecimiento en donde decidas realizar la compra de tus alimentos puede significar un ahorro considerable. Por supuesto, es mucho más barato comprar en los mercados locales porque la cadena de intermediarios entre los productores y los consumidores es más corta, por lo que los alimentos te pueden salir más baratos que si los compraras en cualquier tienda de autoservicio.

Ojo con la diversión. El gasto en el alcohol es uno de los más culposos para los mexicanos. De acuerdo con una encuesta realizada por Comparaguru.com, 40% de los mexicanos siente culpa por pagar bebidas alcohólicas con su plástico e incluso, éste rubro, entre todos los que nos pudieran hacer sentir culpables, es el que genera más culpa. Recuerda que es posible destruir tu quincena en una noche. “Piensa que puedes buscar formas en las que divertirte no signifique gastar, y si aún decides salir, haz un presupuesto para esa noche y trata de no gastar ni un peso de más”, recomienda Kueski.

¿Si usas Netflix? Muchas veces los cargos de ciertos servicios están domiciliados y en algunas ocasiones, se pagan más por costumbre que porque realmente se usen. La recomendación es revisar tus estados de cuenta, ver qué servicios estás pagando y analizar si realmente vale la pena o no. En general, la idea es fijarte en qué gastos puedes disminuir y empezar a establecer prioridades. “Empieza con los gastos fijos y piensa cómo puedes ser capaz de gastar menos en ellos, ya sea refinanciar una deuda, bajar el paquete del cable, teléfono e internet o utilizar un mismo proveedor para todos y obtener un mejor precio, cancelar seguros que no necesitas, membresías que no utilizas”, señala Alejandro Saracho, especialista en finanzas personales y autor del libro “Reconfiguración Financiera”.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS