“Evitamos infartos de los contribuyentes”

Destaca el rol de quejas y acuerdos conclusivos como medios de defensa
Diana Bernal, procuradora de la Defensa del Contribuyente (Prodecon). FOTO: LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL
31/05/2017
01:39
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Con las quejas que atiende la ómbudsman fiscal en México y los acuerdos conclusivos a los que están recurriendo cada vez más las multinacionales, son los medios de defensa que tienen los contribuyentes que no sólo están distinguiendo a nuestro país en el mundo, sino que están ayudando a evitar muchos infartos.

Y es que no basta la defensa judicial para satisfacer los derechos de los pagadores de impuestos, dice la titular de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Diana Bernal.

“Se evitan muchos infartos y además todo ahora es en línea; antes era tan terrible para un contribuyente que les cayera una auditoría o que les cancelaran un sello digital y les llegaran a embargar una maquinaria”, afirma.

Por eso, el haber creado un ómbudsman en México, una defensa no judicial, ha sido muy positivo, las cifras así lo demuestran, Diana Bernal afirma en entrevista con EL UNIVERSAL con motivo de la presentación de su libro Taxpayers Rights in a Transparent and Global Society. The Mexican’s Ombudsman Experience, el cual está escrito en inglés.

Bernal menciona que actualmente en los seis años de vida de la Prodecon, los dos procedimientos a los que acuden los contribuyentes, son alternativos a la justicia tradicional, como la queja y los acuerdos conclusivos a los que se sumarán el juicio de fondo.

Los contribuyentes atendidos en número de quejas tenemos un histórico de 88 mil 297 y acuerdos conclusivos es de 5 mil 747, precisa.

Pondera que dado que ahora todo el comercio es global, en donde hay empresas con partes relacionadas en el extranjero o empresas del exterior que están invirtiendo en México, es muy difícil entender en un idioma que no sea el inglés, y más cuando se habla de un acuerdo conclusivo o una queja o la forma en cómo Prodecon los puede apoyar en sus problemas.

Esa es la razón por la cual el libro está escrito en inglés, argumenta la titular de la procuraduría.

“No es una obra doctrinaria o conceptual. Es una obra que puede leer cualquier persona que esté interesada en cómo se le puede ayudar con los problemas con el fisco”, asegura.

Al mencionar que el libro lleva por título en español, Los Derechos de los Contribuyentes en una Sociedad Global y Transparente, dice que tiene la intención de dar a conocer a la comunidad internacional en un idioma que se ha vuelto global como el inglés, de una manera muy simple, cómo en México se está logrando una defensa eficaz de los derechos de los contribuyentes, sin necesidad de acudir a los tribunales.

“Dar a conocer la experiencia no judicial, la experiencia extrajudicial. El libro digamos tiene cuatro capítulos, en el primero se habla de cómo ha habido un declive de la defensa de los contribuyentes en las cortes, porque en los tribunales se van mucho por los formalismos. No es culpa de los tribunales, así es el sistema y cómo algunos legisladores se les ocurrió crear un sistema judicial de defensa de derechos que es la procuraduría, y luego hablamos de los dos principales procedimientos que tiene Prodecon, que son los dos medios alternativos para solucionar los conflictos”, indica Bernal.

 

Auditorías electrónicas

Sobre el caso de las multinacionales, comenta que están atendiendo casos muy interesantes. “Los grandes contribuyentes que han sido muy auditados en esta administración están viniendo a los acuerdos conclusivos o a la queja”.

Establece que si bien dichos acuerdos no son muy conocidos, los que sufren una auditoría están recurriendo más a estos para evitar irse a juicio.

“Si una persona moral está en auditoría, que son las que más vienen, sus propios abogados le van a recomendar que se vayan a los acuerdos conclusivos, como a las que les objetan su costo de lo vendido como deducción [de impuestos]; al irse al acuerdo como se suspenden los plazos, pueden probar aquí que sí tuvieron costo de lo vendido, de lo contrario se acaba la empresa porque ni modo que toda la utilidad haya sido de a gratis”, ejemplifica Bernal.

Incluso, destaca la ómbudsman fiscal, con la entrada en vigor de las auditorías electrónicas, Prodecon ya recibió 105 solicitudes de acuerdos conclusivos por revisión electrónicas, de los cuales 35 ya fueron firmados.

Un acuerdo conclusivo se realiza con la mediación de la Prodecon para que la autoridad fiscal y el contribuyente puedan solucionar una controversia sobre algún adeudo mediante el cual se da por terminada de manera anticipada la auditoria o revisión fiscal sin tener que esperar que pasen 12 meses que dura el procedimiento.

Diana Bernal explica que el acuerdo conclusivo ya se incluye en el aviso que envía el Servicio de Administración Tributaria (SAT) al buzón del contribuyente en un link para poder solicitarlo en línea.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS