Ven riesgo para acuerdo azucarero de México y EU

Productores y refinadores del vecino país piden más endulzante sin refinar para elevar ganancias, de
Venta a EU. El actual acuerdo indica que México debe exportar 53% del azúcar refinada y sólo 47% cruda. (EDGARD GARRIDO. REUTERS)
03/05/2017
01:47
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El acuerdo azucarero entre los gobiernos de México y de Estados Unidos (EU) corre el riesgo de terminarse, ante el impasse en el que cayeron las negociaciones por “demandas excesivas” que reveló el lunes la Secretaría de Economía.

Según dio a conocer la dependencia, los productores y refinadores estadounidenses piden reducir el volumen de endulzante mexicano crudo que importan, para lograr mayores ganancias al vender ellos el producto procesado.

Fuentes del sector explican que el problema está en que la demanda actual de refinadores y azucareros estadounidenses es que entre 80% y 85% del endulzante mexicano exportado sea sin refinar. Ello acabaría con el acuerdo actual por el cual 53% del azúcar que exporta México es refinada y sólo 47% es cruda.

El dirigente nacional de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales, Carlos Blackaller, dijo que la negociación sobre el comercio de edulcorantes es la “puerta de entrada” a la revisión futura del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Si perdemos, mostraremos debilidad, pero si México va con una posición seria y de respeto a la soberanía, se verá como que esa será la forma para renegociar”, dijo.

Afirmó que la propuesta de los estadounidenses intenta “poner de rodillas” a los productores y exportadores mexicanos, porque sólo se toma en cuenta los planteamientos de refinadores estadounidenses.

Blackaller dijo que parece que el gobierno mexicano negociará a la par el acceso de la fructosa estadounidense, que acusó que entra al país con un precio por debajo del real.

Especialistas que pidieron no ser identificados dijeron que existe la posibilidad de que se termine el acuerdo a falta de consenso entre ambas partes, con lo que el gobierno estadounidense podría cobrar cuotas compensatorias de 15% al azúcar mexicana por subsidio, y de 40% por dumping.

El acuerdo que se firmó en diciembre de 2014 y que tiene vigencia de cinco años tuvo por objetivo que no se cobraran las cuotas compensatorias a cambio de que EU impusiera un tope máximo para el azúcar de México, y los precios a que se debiera vender.

Desde el 10 de marzo ambos gobiernos dieron a conocer que iniciaban pláticas para llegar a un acuerdo, fijando como plazo inicial este 5 de mayo, el cual se extendió al 5 de junio. Según expertos, podría prorrogarse nuevamente.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS