IP: TLCAN, clave para las empresas de la región

El CCE considera consecuencias devastadoras si el acuerdo termina; expone que el sector privado debe llegar unido de cara a la renegociación
Petición. Juan Pablo Castañón pidió que ningún sector sea moneda de cambio durante la renegociación. FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL
24/05/2017
01:45
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Directores, presidentes de empresas y líderes de organismos del sector privado aseguraron que son evidentes los beneficios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por lo que la renegociación será importante para el sector privado de los tres países.

Sería de consecuencias “devastadoras” acabar con el convenio trilateral, aseveró el director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Moisés Kalach.

Agregó que es innegable que hay quienes quisieran terminar con el convenio comercial trilateral, y por eso presionarán y tratarán de debatir con aquellos que creen que será mejor modernizarlo.

Los beneficios, dijo, han sido evidentes y por ello la renegociación debiera enfocarse en “cómo crear más empleos, más riqueza para todos; el tratado es necesario para tener un marco que permita garantizar el funcionamiento del comercio”.

Para Kalach, es deseable que la negociación sea rápida y eficiente, de manera que se tenga un marco de reglas que permita asegurar la continuidad de la relación comercial y que permita ganar a todas las partes.

Agregó que aún no hay claridad por parte del gobierno estadounidense de lo que realmente quiere obtener de la renegociación del TLCAN, y en alusión a los tuits que envía el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que no implican la postura oficial de su gobierno.

Por su parte, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, afirmó que para el sector privado es importante que ningún sector se vuelva una moneda de cambio y que tampoco se sujete al proceso electoral.

Expuso que la renegociación debiera ser trilateral, es decir, entre Estados Unidos, Canadá y México, y en la parte interna, el sector privado debe llegar unido.

Hay áreas de oportunidad para mejorar como comercio electrónico, homologación de reglas, y mejorar los términos de intercambio.

Durante el foro México y América del Norte: una potencia global, el presidente de Mexichem, Juan Pablo del Valle, dijo que en América del Norte la gran oportunidad es el sector energético, y específicamente el petroquímico y el gas.

Añadió que el presidente Trump habla del déficit comercial que tiene Estados Unidos con México; sin embargo, no se preocupa del superávit de los estadounidenses en el sector energético.

En esa industria, el déficit de México con el país vecino es de 37 mil millones de dólares, detalló, y de esa cantidad 20 mil millones de dólares corresponden a gasolinas, y 17 mil al sector petroquímico.

Para el director de la ferroviaria Kansas City Southern, Patrick Ottensmeyer, si bien existen diversos intereses de los sectores productivos, lo más importante para todos debe ser mantener el acuerdo y lograr una mayor integración regional.

Patrick Ottensmeyer agregó que si el acuerdo comercial no logra concretarse y por ende se termina, va a haber un efecto negativo para toda la economía.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS