Dólar caro no dará más beneficios a remesas

CEMLA prevé que ingreso en pesos ya no será el mismo por depreciación cambiaria
El CEMLA dijo que en algunos estados con pobreza el ingreso por remesas alcanzó un porcentaje muy elevado respecto al PIB. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
24/05/2017
01:42
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

El importante ingreso en pesos constantes que tuvieron los hogares mexicanos receptores por remesas ya no se verá en 2017 como sucedió en los últimos dos años, anticipó el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA).

Señaló que en 2015 y 2016, el aumento de las remesas en dólares fue de 4.8% y 8.8%, respectivamente. Sin embargo, en pesos constantes el incremento fue mayor de 21.8% y 24.6%, en cada año referido.

En el reporte sobre remesas estatales preparado por el gerente de Estadísticas Económicas y del Foro de Remesas de América Latina y el Caribe del CEMLA, Jesús Cervantes, dice que el incremento del ingreso de México por remesas es muy cuantioso en pesos constantes, es decir, medido por el poder de compra que obtienen los hogares receptores.

Destacó que de 2013 a 2016 tuvo una variación de 20.9% en dólares y un incremento de 61.3% en pesos constantes con un impacto muy positivo en el nivel de vida de los hogares receptores y en su gasto.

Sin embargo, previó que la apreciación del peso que se ha observado en lo que va de 2017 ha propiciado que se reduzca de manera significativa la diferencia entre los crecimientos anuales de las remesas en dólares corrientes y en pesos constantes.

“Es previsible que esa tendencia se mantenga el resto del año; eso sugiere que en 2017 los hogares receptores de remesas se beneficiarán de un nuevo aumento de ese ingreso en dólares, pero no estará presente de manera significativa el ingreso adicional en el gasto de los hogares derivado de la depreciación del peso”.

 

PIB estatal. En el estudio, Jesús Cervantes pondera también la importancia de las remesas para las entidades federativas.

Destacó que el ingreso por remesas es relativamente reducido con relación al tamaño de la economía mexicana, pero en algunos estados alcanza montos muy elevados tanto en su magnitud en dólares como con relación al PIB estatal.

Señaló que en 2016 los ingresos por remesas en Michoacán ascendieron a 2 mil 748 millones de dólares y en Jalisco a 2 mil 518 millones de dólares, cifras cercanas a las que recibieron Perú, con 2 mil 879 millones de dólares, y Brasil, por 2 mil 365 millones de dólares.

En algunos estados pobres como Michoacán, el ingreso por remesas alcanzó un porcentaje muy elevado respecto al PIB, de 11.4 puntos, mientras en Guerrero y Oaxaca fue de 9.3 puntos del PIB estatal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS