“Voy a dejar a la inflación encaminada hacia la meta”

El gobernador del banco central afirma que dejará el cargo con tranquilidad
El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, durante su participación en el foro True Economic Talks, que organizó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
12/05/2017
01:36
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

A más de seis meses de que se vaya a dirigir el Banco de Pagos Internacionales (BIS), el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo que dejará la inflación dentro de la meta establecida.

“Me voy con tranquilidad de que voy a dejar a la inflación encaminada en nuestro objetivo”, expresó al término de su participación en el evento True Economic Talks, organizado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El Banco de México tiene un objetivo para la inflación de 3% con un intervalo de variabilidad de un punto hacia arriba y hacia abajo.

“Gran parte de ese incremento de la inflación es resultado del aumento en los precios del transporte urbano. Es un cambio discreto, no es una aceleración del proceso inflacionario de otros bienes o servicios”, explicó.

Además, dijo que Banxico llevará a cabo su reunión de política monetaria la siguiente semana, y “vamos a analizar con todo detalle ese y otros determinantes de la inflación”.

Recordó que se espera que hacia finales de este año la inflación empiece a tener una tendencia decreciente mucho más clara. “Estoy seguro de que en 2018 vamos a tener una inflación por debajo del techo de nuestra banda y con altas posibilidades de que converja hacia finales de 2018”.

 

Bichos raros. Carstens compartió el panel con el Raghuram Rajan, ex gobernador del Banco Central de India, quién habló de mercados emergentes y del actuar de bancos centrales.

“La verdad es que no somos bichos tan raros ni tan misteriosos, la verdad es que si hay algo misterioso, que yo diría caracteriza a los bancos centrales, es que tiende a ser de las instalaciones dentro de los estados más transparentes en donde compartimos la información sobre nuestras decisiones con las minutas, como es el caso de México”, ilustró.

En la sesión de preguntas y respuestas se le planteó a Carstens que a pesar del aumento del gasto público parecería que no aportó mucho al crecimiento y que se necesitaría de una corrección para evitar incrementos adicionales a las tasas de interés.

“Van a tener al rato al secretario de Hacienda (José Antonio Meade), y sé que les encantaría que criticara al secretario, pero no voy a caer en ese anzuelo. No lo voy a morder”, bromeó. Sin embargo, dijo que hay una clara tendencia a reducir los requerimientos financieros del sector público.

“Yo creo que está bastante bien, creo que hay conciencia dentro de Hacienda de que es algo que se tiene que hacer y lograr; sin duda, un estímulo muy claro es que las tasas de interés están a nivel general y global al alza, y la disponibilidad de recursos prestables para cualquier gobierno van a ser limitados. Eso pone de relieve la importancia de la prudencia fiscal tanto en México como en cualquiera país”, afirmó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS