Carstens: México, sin margen para aumentar el gasto

“Ganador en 2018 debe mantener finanzas sanas”; país enfrentará presiones fiscales a futuro, alerta
Ante legisladores de diversos partidos, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (tercero de izq. a der.), dijo que el país ha trabajado en años recientes para disminuir vulnerabilidades por los cambios de gobierno (JUAN CARLOS REYES)
06/04/2017
01:30
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, aseguró que el candidato que gane la Presidencia en 2018 tendrá como responsabilidad ineludible mantener sanas las finanzas públicas del país y advirtió que no tendrá margen para subir el gasto.

“La realidad es que mantener finanzas públicas sanas va a ser un trabajo ineludible para cualquier gobierno hacia adelante”, dijo.

Entrevistado al final de su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público, el gobernador del banco central destacó que el país va a enfrentar presiones fiscales hacia adelante de manera inexorable, donde se presentarán componentes de gasto que van a ir creciendo, tal es el caso de las pensiones, el gasto en salud, las necesidades de seguridad y en educación, principalmente.

“Aun cuando el sector petrolero tenga un desempeño muy favorable, difícilmente los ingresos provenientes del petróleo podrán ir creciendo a la misma velocidad del PIB”, dijo.

Destacó que este tipo de presiones deben ser consideradas por las próximas administraciones.

“Es un punto que se va a tener muy en cuenta hacia adelante. México no es un país que tenga mucho espacio para expansiones fiscales, simplemente porque tenemos una base tributaria baja y eso no da mucho lugar para aumentos desproporcionados en el gasto”, dijo.

Con miras hacia el fin de la presente administración, Carstens destacó que el país ha trabajado en años recientes en disminuir sus vulnerabilidades en los cambios de gobierno.

“Sin duda, la política fiscal que se implementó en 2016, lo que está en marcha en 2017 y los Precriterios para 2018 van en la dirección de ordenar las finanzas públicas, ir en dirección de consolidar las finanzas públicas, de reducir los requerimientos financieros. Por otro lado, los fondos de contingencia que se han hecho han sido útiles. Otras prácticas que creo que también son útiles es ir cubriendo los precios de petróleo. Creo que también nos da seguridad”, añadió.

Destaca coberturas. Durante su comparecencia de más de tres horas en el Senado, Carstens destacó el programa de coberturas cambiarias liquidables al vencimiento en moneda nacional de hasta 20 mil millones de dólares y cuyo primer vencimiento se renovó este miércoles.

Dijo que las coberturas cambiarias han dado orden al mercado cambiario y se han convertido en una buena herramienta para enfrentar contingencias del exterior y destacó que la renovación realizada este miércoles de la cobertura cambiaria tuvo una demanda elevada en el mercado.

“Hoy se venció el plazo de 30 días y se renovó. Hubo más de seis veces demanda por el monto ofertado... es un componente que se ha vuelto importante en la caja de herramientas del Banco de México para enfrentar contingencias y darle orden al mercado cambiario”, dijo Carstens.

Carstens añadio que este cambio en la estrategia obedeció al efecto que tuvo el cambio de gobierno de Estados Unidos cuando desvaneció la venta de dólares de inicios de año.

“Lo voy a decir así, de manera muy llana: con dos tuits que sabemos de quién, el efecto se desvaneció. Allí pensamos que, en vez de usar moneda dura, como dólares, sería mejor movernos a un esquema en el cual habría posibilidades de ofrecer coberturas sin quemar parque”, explicó.

Burbuja inflacionaria. Carstens se dijo convencido de que el aumento en la inflación en México será temporal y regresará al rango establecido por el banco central en 2018.

“Se ve muy claramente cómo los mismos modelos del banco replican lo que los analistas y el mercado están esperando, que tengamos, por decir así, esta burbuja de inflación en 2017 y que después, hacia finales de este año, entremos en un proceso de convergencia hacia la primera banda de variabilidad del banco, que es 4%, y que estemos terminando 2018 en niveles más cercanos al objetivo de aproximadamente 3%”, reiteró.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS