Empresas crean empleo, pero es de baja calidad

Firmas del IPC sumaron 46 mil plazas en 2016; predominan trabajos con bajo salario: expertos
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
03/04/2017
03:50
Miguel Ángel Pallares Gómez
-A +A

[email protected]

Las compañías más representativas de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registraron un aumento de 3% en el número de empleos en 2016, pero especialistas coincidieron en que la mayor parte de las nuevas plazas no corresponde a puestos de calidad, sino posiciones con bajos salarios y que no requieren cualificación.

De acuerdo con un ejercicio realizado por EL UNIVERSAL, donde se utilizó como base el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), sin contemplar grupos financieros, las compañías con el mayor número de puestos laborales en 2016 fueron FEMSA, con 266 mil; Walmart, con 229 mil; América Móvil, con 194 mil; Bimbo, con 131 mil, y Alfa, con 80 mil plazas.

Otras grandes empleadores que cotizan en el mercado mexicano son Grupo Carso, con 74 mil plazas; Elektra, 64 mil; Alsea, 64 mil; Liverpool, 57 mil, y Arca Continental, con 49 mil puestos de trabajo reportados en 2016. Dichos corporativos generan esos empleos dentro y fuera de México.

En total, las empresas más bursátiles del mercado mexicano registraron un millón 545 mil puestos de trabajo vigentes al cierre de 2016, equivalente a un alza de 46 mil nuevas plazas en comparación con un millón 499 mil empleos reportados el año anterior. En perspectiva, el IPC empleó casi 1% de la población mexicana.

Las empresas en la BMV reportan sus puestos de trabajo en tres tipos: funcionarios, empleados y obreros. En 2016, el mayor número de puestos creados fueron los obreros, con 33 mil 800 plazas, seguidos por empleados, con 12 mil puestos, y en el caso de funcionarios se redujeron 76 plazas.

Del total de empleos que reportan las compañías, 59% se concentró en el rubro de empleados, 33% obreros y 8% funcionarios.

Los corporativos con mayor cantidad de empleos reportados en 2016, tanto de reciente creación como por integración después de fusionarse o comprar otras empresas, fueron FEMSA, con 19 mil posiciones extras; Alfa, con 7 mil puestos nuevos; Alsea, 5 mil 600; Kimberly-Clark, 5 mil, y Liverpool, con 4 mil plazas más.

Otras empresas con más empleados en el año fueron Bimbo, con 3 mil; Lala, mil 600; Volaris, mil 200; Grupo Carso, mil 110, y Nemak, con 891 puestos adicionales.

Las emisoras con las reducciones más profundas en sus plantillas laborales fueron Walmart, con 3 mil 153 puestos menos; Televisa, con mil 680 menos; América Móvil, con baja de mil 280; Cemex, mil 200; Elektra, 409, y Alpek, con contracción de 284.

Baja calidad. Juan Arancibia, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la UNAM, resaltó que pese a pertenecer a varios sectores, las empresas tienen como constante bajos salarios, así como nulo desarrollo de capacidad productiva e incluso se dan el lujo de elegir entre una fuerza de trabajo sobrante.

“En general son empleos de baja calidad, pagan poco y por eso las empresas no tienen problemas con las ganancias. Los empleos que se crean en el sector servicios son empleos que requieren poca cualificación y son mal pagados”, indicó.

Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), comentó que “a nivel agregado la economía ha mostrado en los últimos dos o tres años una dinámica de empleo robusta”, pero es evidente una caída en la productividad por el crecimiento en el empleo por arriba del repunte de la economía.

“La productividad está cayendo, no está aumentando, eso nos habla de que tenemos un problema de calidad de empleos”, indicó.

Para José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), es responsabilidad del modelo económico haber mantenido salarios bajos en comparación con el crecimiento de las empresas.

“El empleo mejor remunerado es el que genera mayor valor agregado. México tiene que pasar de una economía donde el giro es netamente de consumo y convertirse en una de mayor valor agregado”, dijo.

Carlos González, director de análisis de Grupo Financiero Monex, recalcó que las empresas de la Bolsa generan empleos dentro de la formalidad, contribuyen al pago de impuestos y ofrecen salarios bien remunerados.

“El salario tiene que ver más con el trabajador y el nivel de profesionalización. Otro ángulo es que hay muchos empleos bien pagados en estas empresas. Creo que hay varias
cosas más allá que atacar sólo a las compañías, ellas están invirtiendo”, expuso el analista.

Mantente al día con el boletín de El Universal