Incertidumbre por 2018 afectará inversión: FMI

El menor dinamismo también se debe a la intención de renegociar el TLCAN, advierte
Alejandro Werner (centro) destacó que en los próximos 18 meses habrá elecciones en Argentina, Chile, Colombia, México, Brasil, Venezuela y Paraguay. (CORTESÍA FMI)
22/04/2017
03:20
Leonor Flores
Washington, DC.
-A +A

[email protected]

La incertidumbre que se presentará en 2018 alrededor del proceso electoral en México podría debilitar aún más el dinamismo de la inversión, advirtió el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

“Esa incertidumbre que se genera alrededor de los procesos electorales, y cuando se combina con situaciones económicas más débiles, puede generar retraso en el proceso de inversión, por ejemplo en el caso de Brasil, o digamos que la inversión en México continúe con una falta de dinamismo, que primero se asoció la negociación del Tratado de Libre Comercio, y después se asocie a esperar a ver qué pasa nada más en la elección”, dijo.

En conferencia de prensa para presentar las Perspectivas Económicas para América Latina, estableció que las economías de la región están llegando a un periodo electoral importante este año y el siguiente.

Werner señaló que habrá elecciones en Argentina, Chile, Colombia, México, Brasil, Venezuela y Paraguay.

“Un número importante de las economías de la región tienen elecciones presidenciales los próximos 18 meses, en donde algunas están saliendo de la recesión con escándalos de corrupción y otras con crecimiento bajos, con problemas importantes”, ponderó.

En las reuniones de Primavera del FMI y el Banco Mundial, estableció que cualquier proceso electoral genera incertidumbre y efectos de espera en la inversión privada y tal vez en decisiones de consumo.

Sin hacer referencia a la calidad de la política económica bajo un tipo de partido político o de ideología, el directivo explicó que la incertidumbre se puede generar o perdura desde el periodo “de campaña hasta un periodo no tan corto, después de que los gobiernos toman posesión”.

Subrayó que algunas economías latinoamericanas estaban creciendo a una tasa baja, y con la incertidumbre podría limitar la capacidad de respuesta en la aceleración económica que se está observando.

Por eso, Werner dijo que en la medida en que se tenga una combinación de procesos democráticos más intensos y por otro lado, economías que crecen menos, con una mayor clase media que demanda más servicios públicos y un incremento en la educación, exige un nivel importante de transparencia y combate a la corrupción.

“En ese sentido, en el contexto de bajo crecimiento y en el contexto social y electoral, llevan a un entorno de demandas sociales en una situación en donde es más difícil de satisfacerlas con mayores ingresos provenientes de recursos externos”, expuso.

Corrupción. Al referirse a las expectativas para América Latina, Alejandro Werner dijo que deben seguir trabajando en fortalecer las fuentes de crecimiento de mediano plazo, para lo cual se requiere eliminar los cuellos de botella estructurales para respaldar y estimular la inversión y productividad en la promoción de capital humano, lo que generará mejores condiciones de vida para la población.

Entre otras prioridades señaló mejorar la calidad de la educación y la infraestructura, promover más la participación de la mujer, mejorar el clima de negocios y fortalecer la lucha contra la corrupción.

“Hemos visto que es un fenómeno que contamina de manera importante a la mayoría de las economías de la región, y en algunos casos teniendo efecto macroeconómico relevante como fue el caso de Brasil y como ha sido el caso del Perú, país en el cual parte de la revisión a la baja del crecimiento económico que hicimos este año se asocia a que se van a posponer algunos proyectos de infraestructura para revisar los procesos para que estén inmunes a ese tipo de casos”, dijo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS