Ven en pasivo laboral de CFE un lastre para sus finanzas

Este año, la firma debe desembolsar 51 mil 115 mdp para solventar compromiso; pago a 45 mil empleados que no les afectó la renegociación, un riesgo a futuro
12/04/2017
01:39
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]versal.com.mx

El pasivo laboral de Comisión Federal de Electricidad (CFE) sigue siendo un lastre para sus finanzas y por el cual tendrá que desembolsar este año 51 mil 115 millones de pesos, que representa 17% de sus ingresos totales.

La empresa productiva del Estado reconoce que a pesar del rescate financiero por 161 mil millones de pesos que recibió por parte del gobierno federal para atenuar el pesado problema del pago de pensiones y jubilaciones en 2016, no fue suficiente y tendrán que “seguirse buscando iniciativas para reducir el costo de su pasivo laboral”.

Entre los riesgos que CFE percibe para los próximos años está el pago para los 45 mil 340 trabajadores jubilados (incluidos sindicalizados y de confianza) que no se afectaron por la renegociación, pues representan entre 50% y 60% del costo anual del pasivo laboral, lo que “le resta competitividad frente a las nuevas empresas privadas que son sus competidores”.

En su Plan de Negocios 2017-2021, la empresa productiva del Estado argumenta que si bien la negociación del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) con el Sindicato Único de Electricistas de México que se realizó en 2016 “fue un éxito”, “es importante recalcar que los costos monetarios del pasivo laboral siguen siendo altos.

Estima que para el cierre de 2016 este costo sea de 31 mil millones de pesos, equivalente a 11% de los ingresos de la CFE.

Detalla que el año pasado se realizó la renegociación del CCT con el Sindicato Único de Electricistas de México con resultados positivos para ambas partes.

11abril2017-cfepasivolaboral.jpg

“Se logró reducir el pasivo laboral en 161 mil millones de pesos el pasivo laboral y adicionalmente la CFE recibe, por parte de la SHCP, un beneficio de un peso mexicano por cada peso de pasivo laboral reducido, lo que representa un beneficio único de otros 161 millones de pesos”.

Esta aportación, añade, impactará directamente al pasivo laboral, reduciendo los costos no monetarios asociados a este pasivo.

Sin embargo, acota que “si bien esta renegociación fue un éxito, es importante recalcar que los costos monetarios del pasivo laboral (pagos a pensionados que no se afectan por la renegociación) representan entre 50% y 60% del costo anual del pasivo laboral”.

Insiste en reducir pasivo. A pesar del gran avance para contener la carga del pasivo laboral para la CFE, este sigue representando un gran costo en las operaciones, lo cual vuelve a sus empresas poco competitivas en comparación a sus pares, tomando en cuenta que con la apertura del sector eléctrico se han estado incorporando nuevos jugadores.

“Esto representa un riesgo especialmente importante para las empresas que participarán en mercados abiertos, porque les será difícil mantenerse competitivos frente a los demás participantes”, recalca la empresa productiva del Estado.

Por ello, CFE insiste en que es importante seguir buscando iniciativas para reducir el costo del pasivo laboral en los próximos años.

Entre 2008 y 2017, CFE habrá desembolsado una millonaria cifra para asegurar pensiones a su plantilla de jubilados, un monto que acumula 476 mil 213 millones de pesos, cantidad equivalente a la mitad de la deuda total de la empresa estimada al 31 de diciembre de 2016, en 925 mil 696 millones.

En promedio, la comisión ha venido utilizando poco más de 47 mil millones de pesos anuales para cubrir estos compromisos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS