Deuda y EU pesan sobre calificación soberana

09/03/2017
01:47
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Fitch advirtió que la calificación soberana de México corre el riesgo de bajar ante un menor crecimiento de la economía, afectada por su relación con Estados Unidos y por la pesada carga de la deuda pública.

“Un crecimiento bajo o una política fiscal que impidiera que la deuda pública disminuyera, presionarían la calificación soberana a la baja”, estableció.

Explicó que un deterioro en los vínculos de México con Estados Unidos, que redujera sus perspectivas de crecimiento o debilitara su balance general externo, podría ser negativo para el país.

“El crecimiento económico relativamente débil de México y los mayores riesgos de baja para el mismo, así como los desafíos que esto podría imponer sobre la estabilización de la deuda pública mexicana, están impulsando la perspectiva negativa”, precisó.

Además de la carga de la deuda, ejercen presión adicional sobre el perfil crediticio de México un crecimiento económico menor y un peso más débil, porque podrían imponer riesgos sobre la estabilización de la deuda.

Fitch puso de manifiesto que el crecimiento de México de los últimos cinco años, de 2.5%, es más débil que la mediana de la categoría BBB de 3.1%, tasa que podría seguir así este y el siguiente año, en la medida en que la inversión se viera afectada por la mayor incertidumbre económica.

Carga pesada. Respecto de la deuda, Fitch matizó que la carga que tiene el gobierno federal estimada en 46% del PIB, es más alta en comparación a la mediana de BBBs, de alrededor de 40%.

Si bien el gobierno tiene como meta lograr un superávit primario en el sector público para contener el incremento en el endeudamiento, un crecimiento económico menor y un peso más débil podrían imponer riesgos sobre la estabilización de la deuda, dio a conocer la calificadora.

Del déficit en cuenta corriente, recordó que ha aumentado en los últimos años, pero advirtió que cualquier impacto negativo sobre las remesas que provienen sobre todo desde Estados Unidos, y los flujos de comercio podría empeorar aún más las dinámicas de las cuentas externas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS