Scotiabank: pérdida de empleos en EU lo causó tecnología y no TLCAN

Nueve de cada 10 trabajos perdidos en manufacturas fue por mecanización, considera
Fábrica robotizada de armado de autos en la planta de camionetas de Chrysler, en la ciudad de Warren, Michigan (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
07/03/2017
01:37
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

El progreso tecnológico y el aumento de la productividad han sido los responsables de la pérdida de empleos en Estados Unidos desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo el banco de origen canadiense, Scotiabank.

“No el TLCAN o la liberalización del comercio en general son los responsables del estancamiento de los números absolutos del empleo de la industria manufacturera que Estados Unidos ha registrado durante varias décadas”, destacó la firma.

En el análisis La historia de éxito del TLCAN, Scotiabank explicó que la caída de la industria manufacturera como parte del empleo total en Estados Unidos comenzó en la década de los 50, mucho antes del surgimiento de los acuerdos de comercio bilaterales, regionales y multilaterales.

“Este prolongado declive no se ha acelerado desde la llegada del comercio internacional más abierto; ha continuado sin cambios por la integración más estrecha de Europa, la aparición del TLCAN y la conclusión de la Ronda de Uruguay de negociaciones sobre el comercio mundial en 1994 o la llegada de China a la Organización Mundial del Comercio”, detalló la firma.

Sctotiabank explicó que términos absolutos, los puestos de trabajo de la industria manufacturera de Estados Unidos alcanzaron el punto máximo en 1979 y desde entonces han caído 37%, a los niveles de la década de los años cuarenta, en una fuerza laboral en toda la economía que es tres veces más grande que hace 75 años.

De acuerdo con Scotiabank, se estima que en Estados Unidos se perdieron nueve de cada 10 puestos de trabajo manufacturero por la mecanización y no por el comercio.

En opinión del banco canadiense, los déficits comerciales más amplios de Estados Unidos dentro del TLCAN pueden dificultar el inicio de la renegociación del tratado, pero no deberían impedir que se renegocie para el beneficio de los tres países.

“Hacia las próximas décadas, la cuestión del comercio norteamericano no se centrará en cómo mantener el acceso a la economía estadounidense, sino en cómo dar bienes y servicios a la creciente y joven clase media de México”, dijo Scotiabank.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS