México todavía es un país donde se perciben míseros sueldos: experto

El poder adquisitivo está al mismo nivel de hace 20 años, dice el escritor Arturo J. Flores
Esta casa editorial publicó que 24 millones de mexicanos ganan 5 mil pesos al mes, mientras que sólo 6% de la población ocupada percibe 12 mil pesos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
07/03/2017
01:33
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Aunque hay menos oportunidades de empleo y salarios más bajos, México es un país de “Godínez”.

“Totalmente, somos un país de ‘Godínez’, aunque desgraciadamente hay menos chamba, se están perdiendo muchas fuentes de trabajo, pero sí somos un país de ‘Godínez’, si no, no se movería este país”, dijo el escritor Arturo J. Flores.

El autor del libro Godínez, el poder de la quincena, explicó que independientemente del nivel salarial de un trabajador, mientras le tenga que dar cuentas y responder a órdenes de un jefe, tenga un horario y sueldo fijo, hoy está clasificado como un “Godínez” en la cultura popular.

Señaló que en promedio los sueldos en México aún no recuperan el poder adquisitivo, pues las percepciones siguen estando en el mismo nivel de hace casi 20 años, al menos en carreras como Ciencias de la Comunicación, que es una de las peor pagadas.

“Cuando salí de la carrera, en 2000, un sueldo promedio para el caso de los periodistas estaba entre 8 mil y 12 mil pesos al mes, ahora veo que mis alumnos no pueden aspirar a más de 5 mil y hasta 6 mil pesos y un editor 12 mil pesos”, refirió.

El pasado 15 de febrero EL UNIVERSAL publicó que 24 millones de mexicanos tienen sueldos de 5 mil pesos al mes, es decir, que la mitad de la población ocupada gana hasta dos salarios mínimos; sólo 6.1% percibe 12 mil pesos mensuales el equivalente a más de cinco salarios mínimos.

Triste realidad. Flores señaló que ahora que está muy en boga la cultura del “godinato”, no es un distractor para olvidarse de la triste realidad de los mexicanos y los míseros sueldos que percibe el promedio en el país.

“No tanto de olvidarnos de ello; la risa siempre funciona. Fundamentalmente es liberación, es una catarsis porque hace falta reírnos de lo que pasa para lidiar con ello”.

Atribuyó esta actitud de los empleados ahora llamados coloquialmente “Godínez” a la misma cultura del mexicano que tradicionalmente se ríe de la muerte, de nosotros mismos y de absolutamente todo.

Durante el último día de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, Flores dijo que si no fuera “Godínez” no tendría autoridad para describir su mundo, pues también batalla el día a día como cualquier otro trabajador a pesar de que es el editor en jefe de Playboy México.

Afirmó que un empleado de la zona de Santa Fe es tan “Godínez” como cualquier otro, pues lo mismo checa a la hora de entrar a la oficina, sale a comer a la fondita o trae en el tupperware salmón para comer y tiene que entregar resultados a un jefe.

Lo mismo puede ser un “Godínez” del sector público o privado, dijo, aunque reconoció que injustamente se ha señalado más a los burócratas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS