Acereros piden extender sanciones arancelarias contra China

El sector acerero pidió mantener el arancel de 15% a las importaciones de diversos productos siderúrgicos chinos
21/03/2017
18:08
Ivette Saldaña
-A +A

El sector acerero pidió a la Secretaría de Economía mantener el arancel de 15% a las importaciones de diversos productos siderúrgicos chinos, a fin de contener la entrada desleal de productos asiáticos.

De no mantenerse la salvaguardas, podría haber nuevamente despidos derivados de una competencia desleal de China. En Altos Hornos de México podrían despedirse a 4 mil personas, que se sumarían a las 10 mil del 2015, dijo el presidente de dicha empresas Alonso Ancira.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), Guillermo Vogel, aseveró que gracias al arancel o salvaguarda que se impuso desde hace año y medio se redujo en 50% la entrada del acero chino sancionado; en 30% el de Taiwan y casi en la misma proporción el de Corea.

Vogel dijo que esa situación permitió que el erario público aumentara su recaudación en mil millones de pesos y que la producción acerera nacional subiera 6.2% para laminados y derivados.

Expuso que la fabricación de siderúrgicos en el país subió 3.3% de 18.21 millones de toneladas a 18.81 millones.

Durante la 69 Asamblea General ordinaria de la Canacero, pidió al Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, extender la salvaguarda por más tiempo, ya que dijo que el próximo 4 de abril se vencerá la aplicación del arancel de 15% para algunos productos del acero: lámina rolada en frío y caliente, placa, planchón y alambrón.

Solicito también no reconocer a China como una economía de mercado tal y como lo hizo la Unión Europea y Estados Unidos.

En respuesta, Guajardo Villarreal dijo que analizarán la extensión de dicha salvaguarda que protege a la industria de las prácticas desleales.

Renegociación

El presidente de la Cámara, Guillermo Vogel, expuso que no les asusta tanto la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo que sí les preocupa son los cambios que pudieran hacerse en materia fiscal en Estados Unidos, para atraer inversiones, porque podrían restarles competitividad.

"No tengo preocupación por el TLCAN, pero fuera del tratado sí. Como los cambios que se pudieran dar a nivel federal en cambios fiscales", dijo Vogel.

Agregó que le da tranquilidad la llegada de Wilburt Ross al frente del Departamento de Comercio de Estados Unidos porque es "una persona que conoce los negocios y mercados y sabe de la problemática".

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS