Wilbur Ross, avalado como secretario de Comercio

Revisión y renegociación del TLCAN, prioridad para nuevo funcionario de EU; equilibrar importaciones de China para recuperar empleos, otro objetivo
El nuevo secretario de Comercio, Wilbur Ross, tomará posesión en el cargo de la administración estadounidense este martes. (MANUEL BALCE. AP)
28/02/2017
01:21
Víctor Sancho / Corresponsal
WASHINGTON
-A +A

[email protected]

El multimillonario inversor Wilbur Ross consiguió ayer el aval del Senado de Estados Unidos para convertirse en el secretario de Comercio del gobierno de Donald Trump.

Con esta decisión, se da luz verde formal al inicio del periodo que tiene que desembocar en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre EU, México y Canadá.

Wilbur Ross, de 79 años de edad y conocido como el “rey de la bancarrota” por dedicarse a reflotar negocios fallidos y sacar provecho económico, completó sin problemas (72 votos a favor, 27 en contra) el formalismo legislativo, después que en el escrutinio previo, hace casi un mes, fuera superado por unanimidad.

Además, recibió la aprobación de ambos lados del espectro político y por sus predecesores en el cargo.

Ayudó que el nuevo funcionario prometiera que iba a despojarse de la mayoría de los activos, inversiones y puestos en directorios de grandes empresas y fundaciones.

Este martes tomará posesión como nuevo zar comercial de la administración estadounidense.

El gobierno del país vecino estaba esperando ese momento para empezar a implementar su nueva visión comercial, dándole un poder al secretario de Comercio que tradicionalmente no era tan grande.

En sus manos tendrá una de las principales promesas electorales del presidente Trump: cambiar la tradición republicana de libre comercio del país para pasar a relaciones bilaterales combinadas con políticas proteccionistas y nacionalistas.

La teoría detrás de eso es la necesidad de revisar cada cierto tiempo los acuerdos comerciales para asegurarse que siguen siendo justos para las partes. Conjuga con el lema de Trump, que prefiere tratados de comercio “justos” más que “libres”.

El primer paso y prioridad para Ross va a ser la revisión y posterior renegociación del TLCAN, culpable para Trump de la pérdida de empleos en el corazón industrial de Estados Unidos y de la decadencia que supuestamente vive ese país.

Está previsto que, en un corto periodo, la Casa Blanca notifique de forma oficial al Congreso su voluntad de renegociar el TLCAN. Puede empezar desde 90 días después de la notificación; como indicó en una entrevista reciente el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo.

No se anticipa que la negociación empiece hasta el verano. Puede durar hasta finales de 2017; mientras, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha iniciado un periodo de consultas con el Senado y el sector privado para preparar la estrategia y la base negociadora de la parte mexicana.

El otro objetivo del nuevo secretario de Comercio será China, a quien Trump ha criticado duramente por “manipuladora de divisas” y el propio funcionario ha calificado de la economía mundial “más proteccionista”.

En esa cancha, la pelea está en equilibrar el peso y poder de las baratas importaciones de dicho país asiático para recuperar trabajos y fabricación en territorio estadounidense.

Incluso se planteó la imposición de un arancel; sin embargo, esto despertaría una guerra comercial entre las dos mayores potencias económicas mundiales.

El próximo miembro del gabinete de Trump en someterse a la votación del Senado será Ryan Zinke para la cartera de Interior.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS