Retrocede el poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares

Disminuyó 1% entre el tercero y cuarto trimestre de 2016, de acuerdo con el Coneval
24/02/2017
03:07
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

El poder adquisitivo del ingreso laboral se redujo 1% entre el tercero y cuarto trimestre de 2016, según los datos más recientes dados a conocer por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Sin embargo, entre el cuatro trimestre de 2015 y el cuarto trimestre de 2016, el poder adquisitivo del ingreso laboral aumentó 3%.

El Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) prácticamente no cambió entre el tercero y el cuarto trimestre de 2016, pero se redujo 4.8% en el comparativo anual, lo que implica que un mayor porcentaje de personas pudo adquirir la canasta alimentaria con el ingreso laboral en su hogar entre 2015 y 2016.

 

23feb-ingresolaboralreal.gif

 

Pese a lo anterior, los especialistas del Coneval advierten en su comunicado que será necesario monitorear este indicador, así como la evolución de la canasta alimentaria, pues el incremento de la inflación a partir de octubre 2016, especialmente notorio en enero pasado, podría revertir lo ganado en materia de poder adquisitivo del trabajo en los últimos dos años.

Si el ingreso laboral aumenta más que el valor de la canasta alimentaria, el poder adquisitivo del hogar mejora y el ITLP tiende a bajar. De forma inversa, si el precio de los alimentos de la canasta alimentaria aumenta más que el ingreso laboral, el poder adquisitivo empeora y el ITLP tiende a subir. Entre 2015 y 2016 el ritmo de recuperación anual del poder adquisitivo observó un comportamiento diferenciado en las zonas rurales y urbanas. En el ámbito urbano, el ingreso laboral promedio creció 2.2% de 2014 a 2015 y aceleró el paso al crecer en 3.3% entre 2015 y 2016; en contraste, en el ámbito rural el poder adquisitivo de los ingresos creció 4.3% entre 2014 y 2015 y se desaceleró al crecer 3.7% entre 2015 y 2016.

La explicación de la evolución se debe principalmente a que durante 2015 y 2016 se presentó una menor inflación y un mayor dinamismo en la creación de empleos.

Por entidad federativa, en el comparativo anual los estados que mostraron una mayor recuperación en su poder adquisitivo laboral fueron Ciudad de México (11.2%), Baja California Sur (9.3%), Chihuahua (9.0%), Yucatán (8.5%) y Nuevo León (8.4%).

Las entidades que presentaron las mayores disminuciones en el ingreso laboral real de sus habitantes fueron Tabasco (11.6%), San Luis Potosí (7.6%), Campeche (6.1%) y Sinaloa (4.9%).

En términos del Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza, entre el cuarto trimestre de 2015 y el cuarto trimestre de 2016, se presentó un aumento en el índice en siete de 32 entidades. Los estados con el mayor aumento fueron Baja California Sur (8.5%), Tabasco (8.4%), Oaxaca (3.6%), Querétaro (3.3) y Veracruz (3.2%). Para el mismo periodo el ITLP disminuyó en 25 entidades, siendo las principales caídas en Sinaloa (19.2%), Chihuahua (17.5%), Durango (13.5%), Baja California (12.7%) y Nayarit (12.2%).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS