Los 4 tips que debes saber del crédito en 2017

Si estás pensando en adquirir un crédito este año, la información es la mejor arma que puedes tener. Se pronostica que las tasas sigan subiendo más
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
23/02/2017
22:35
Mariana F. Maldonado
-A +A

Si estás pensando en adquirir un crédito este año, la información es la mejor arma que puedes tener para tomar la mejor decisión. Lo primero que tienes que saber es que estos instrumentos hoy están más caros que el año pasado.

Se pronostica que las tasas sigan subiendo más. Según una encuesta de Banco de México hecha a analistas privados y dada a conocer a inicios del mes, los analistas esperan que este año acabe con la tasa de interés de referencia por arriba de 7%. En el primer anuncio de política monetaria del año, Banco de México subió 50 puntos base –para pasar de 5.75% a 6.35%– su tasa de referencia, que es a la que el banco central le presta a las instituciones bancarias.

Éstas, a su vez, trasladan el mayor costo del préstamo al consumidor final, así que sí, es muy probable que los créditos suban. Si estás pensando en adquirir un crédito, lo mejor es que si ya lo decidiste, lo contrates ya.

Ningún crédito se salva. Todos, en mayor o menor medida, van a subir. Los hipotecarios, personales, automotrices. Por ejemplo, de diciembre de 2015 al mismo mes de 2016, han subido de 10.15% a 10.65%. La Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), que sirve como referencia a varios productos bancarios (como las tarjetas de crédito), y que a su vez está referenciada a la tasa de interés del Banco de México, pasó tan sólo de noviembre de 2016 a enero de este año, de 5.3363% a 6.1280%. Así que en el caso de que tengas una tarjeta de crédito y no seas totalero, de forma casi automática, hoy ya debes más que antes.

Los créditos a tasa variable no son opción. Si las tasas de interés están subiendo, así lo hará la tasa a la que contrates un crédito si optas por escoger la opción de tasa variable. Hoy más que nunca, es necesario escoger un crédito a tasa fija. No importa que ésta sea más alta que la variable, porque al menos tendrás la certeza de cuánto vas a tener que pagar. En el caso de que las tasas bajen, puedes refinanciar tu crédito a una tasa mejor. “Si sabes cuánto vas a pagar durante toda la vida del crédito, fuera de que tengas algún descontrol o pierdas el empleo, ya lo sabes”, explica Gerardo Obregón, director general de Prestadero, una empresa dedicada a préstamos personales en línea. Evita también créditos en otras monedas o figuras, como las UDIS. Compara entre distintas opciones y revisa cuidadosamente el contrato.

Es hora de reestructurar. Si tienes un crédito en tasa variable, es momento de buscar una tasa fija, aunque ésta sea más cara. “Si te arriesgas a seguir con el crédito y la inflación se sale de las manos y terminamos con tasas de referencia de 9%, una tasa fija es una forma de cubrirte”, explica el especialista.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS