Desata su ira sobre la prensa; va contra las filtraciones

17/02/2017
01:53
Agencias
Washington.—
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descartó ayer contactos propios o de su equipo con funcionarios rusos durante la campaña electoral del año pasado, y aseguró, durante una volcánica conferencia de prensa convocada de urgencia en la Casa Blanca, que se trata de un “noticias falsas” que atribuyó a los medios de prensa hostiles.

“Las filtraciones [a los medios] son absolutamente reales. Las noticias [sobre los contactos con el Kremlin] son falsas”, dijo. “Nunca he visto medios más deshonestos que los políticos”, añadió.

De acuerdo con informaciones difundidas por la prensa, integrantes del equipo de Trump mantuvieron contacto regular con funcionarios rusos durante una campaña electoral en la que, según agencias estadounidenses de inteligencia, Rusia buscó perjudicar a la candidata demócrata Hillary Clinton. Al ser consultado concretamente si alguien de su entorno había mantenido contacto con funcionarios rusos, Trump fue directo: “No. No sé de nadie que lo haya hecho”, dijo.

El gobierno sigue resintiéndose del escándalo provocado el lunes por la precipitada renuncia del consejero presidencial sobre Seguridad Nacional, Michael Flynn, por haber mentido sobre sus conversaciones con el embajador ruso en Washington en diciembre, en las que habló de las sanciones de la administración de Barack Obama contra Moscú. Trump aseguró que él no ordenó a Flynn que hablara con el embajador sobre ese tema.

El mandatario advirtió que “vamos a encontrar a los responsables de las filtraciones y van a pagar un alto precio por haberlo hecho”. Aseveró también que en su gobierno no hay ninguna crisis. “Mi administración funciona como una máquina bien aceitada”, pese a que dijo haber heredado “un desastre”.

La conferencia fue convocada para anunciar el nombre del nuevo nominado a dirigir el Departamento de Trabajo, el abogado cubano-estadounidense Alexander Acosta, primer hispano de la administración Trump. Acosta, nacido en 1966 en Miami, es hijo único de inmigrantes cubanos. Actualmente es decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Internacional de Florida en Miami y antes integró la división de los Derechos Civiles como fiscal general adjunto en el Departamento de Justicia durante el gobierno de George W. Bush (2001-2009), el primer hispano en ese cargo.

En la conferencia, Trump anunció además que la próxima semana emitirá un nuevo decreto migratorio “que protegerá nuestro país de forma amplia”, luego de que el que ordenó hace tres semanas para prohibir la entrada a EU de refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana fuera suspendido por una corte. El gobierno ya no insistirá en apelar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS