ONU ajusta a la baja PIB 2017 de México

El resultado de las elecciones en EU complicó el panorama, advierte el organismo
18/01/2017
01:46
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

En 2017 el crecimiento económico de México será de 1.9%, tasa menor a la de 2.3% que se estimó previamente, informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU), considerando el entorno internacional que pesa sobre el país, sobre todo porque el resultado de las elecciones estadounidenses complicó el panorama.

Durante la presentación del Informe de la ONU, Situación y Perspectivas de la Economía Mundial (WESP, por sus siglas en ingles), se explicó que en 2018 la economía mexicana crecerá 2%, lo que significa que tendrá una recuperación.

Sin embargo, las estimaciones tanto para este año como para el próximo están por debajo de la cifra promedio calculada para el crecimiento económico mundial que se espera de 2.7% y 2.9%, respectivamente.

De acuerdo con datos de la ONU, la economía mexicana se expandió 2% en 2016, lo que quiere decir que habrá una desaceleración en 2017.

El jefe de la Unidad de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Ramón Padilla, dijo que las tasas de crecimiento para México tienen que ver con el recorte al gasto público que se espera para 2017, los esfuerzos de consolidación fiscal, la baja de ingresos del petróleo, la disminución de la demanda externa, el menor ingreso de divisas y menores flujos comerciales por las medidas proteccionistas de EU.

Agregó que las bajas tasas de crecimiento que se presentan en el país a lo largo de los años pudieran tener un impacto en materia social, como sucede en otras economías.

Además, dijo que el discurso del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, causa impactos sobre el tipo de cambio, al sobre reaccionar los mercados, por lo que es difícil de pronosticar la cifra en que quedará la paridad peso-dólar por la volatilidad que se asocia al movimiento de las monedas.

“El resultado de las elecciones en Estados Unidos ha complicado aún más el panorama de corto y mediano plazo para la economía mexicana. Con una inversión que se proyecta declinará todavía más, se estima que el crecimiento del PIB se mantendrá cerca de 2% en 2017 y 2018”, expone el informe.

Por ello, recomendó a México blindarse, diversificar mercados de exportación y dejar de depender tanto de Estados Unidos, a quien exporta 80% de la mercancía que sale
del país.

De acuerdo con el reporte, después de dos años consecutivos de contracción económica, se proyecta que la región de América Latina y el Caribe retorne a un crecimiento positivo en 2017, pero persistirán importantes dificultades tanto externas como a nivel interno.

Latinoamérica y el Caribe crecerá 1.3% este año, y para 2018 la estimación es de 2.1%, con lo que se superaría la contracción que se presentó en 2016.

En 2017 se espera una mayor demanda externa en la región, aumento en los precios de materias primas y una “cierta relajación monetaria”, sobre todo en el sur del continente.

“El crecimiento en México y América Central se mantendrá moderado, y se proyecta una expansión del PIB de un 2.3% en 2017 y un 2.2% en 2018, en medio de un contexto de elevada incertidumbre”, señala el informe.

Para el caso mexicano y centroamericano, los factores que pesarán más en 2017 son los bajos precios del petróleo, la débil producción industrial en Estados Unidos y la estricta política monetaria y fiscal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS