SHCP baja rango de crecimiento a entre 2% y 2.6%

Atribuye segunda revisión al entorno externo; compromisos de pago de la deuda se reducen
El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, explicó en conferencia de prensa que se ha observado una elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
23/08/2016
03:50
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

En respuesta al entorno externo complejo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bajó por segunda vez en el año el pronóstico de crecimiento de cierre de 2016, y anunció que gracias a los recursos que recibió el gobierno federal del remanente de operación del Banco de México redujo la meta de la deuda contraída por el sector público respecto al tamaño de la economía.

La nueva estimación del Producto Interno Bruto (PIB) pasó de un rango de 2.2% y 3.2% que tenía en mayo pasado, a un intervalo de entre 2% y 2.6%, es decir, que el estimado puntual ahora es de 2.3%, desde 2.7% anterior.

En tanto que, con el afán de transparentar y dar un mejor seguimiento a la trayectoria de las finanzas públicas, informó que los compromisos de pago del gobierno federal como la deuda y que están definidos en los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) van a representar 3% del PIB al cierre del año, nivel menor al 3.5% previsto originalmente.

Lo anterior significa que se redujo la relación del PIB respecto a la deuda pública en su versión más amplia (que incluye lo que se debe a largo plazo por factores como el rescate de autopistas concesionadas, las obligaciones del IPAB y de las empresas productivas del Estado, apoyos a deudores de la banca y adeudos de la banca de desarrollo entre otros).

Los RFSP son uno de los indicadores de los que tanto analistas como mercados han estado atentos, porque refleja el grado de cumplimiento del gobierno federal para no endeudarse más de su capacidad.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, explicó que se ha observado una elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales como resultado de la materialización y alza de algunos riesgos como el deterioro de las perspectivas del crecimiento mundial, la divergencia de la política monetaria entre economías avanzadas, algunas tensiones geopolíticas, y la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

dagihibj.jpeg

“Tenemos una economía donde el mercado interno ha estado funcionando, donde los factores y los pilares del mercado interno están funcionando pero donde también tenemos un entorno externo complicado sobre todo con una debilidad en la producción industrial de Estados Unidos”, destacó al dar a conocer la actualización del pronóstico de crecimiento.

El ajuste está debajo del rango previsto por el Banco de México (Banxico) y que en mayo lo mantuvo entre 2% y 3%, aunque para 2017 lo bajó ligeramente al pasar de un intervalo de entre 2.5% y 3.5% a 2.3% a 3.3%.

Se espera que este 31 de agosto Banxico haga una revisión de sus pronósticos tanto para este como para el siguiente año cuando presente el informe trimestral de la inflación.

La directora general del Observatorio Económico México ¿Cómo vamos?, Valeria Moy dijo en entrevista que ante el resultado del comportamiento del PIB se requiere reactivar la economía y pensar a largo plazo dado el potencial de la economía.

“Falta ver qué sigue. Estamos perdiendo de vista la tendencia y trayectoria que debe seguir la economía ante un crecimiento típico de 2%”, advirtió la analista.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios