Estamos a tiempo de corregir desequilibrios: IP

La Coparmex pide al gobierno ajustar el gasto adoptando medidas de austeridad para estar en mejores condiciones de responder ante la volatilidad externa
04/08/2015
12:52
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

A pesar del difícil entorno externo e interno, en la economía mexicana se gasta más e ingresa menos, una fórmula que no es buena para la estabilidad que se requiere, afirmó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón.

Lo anterior es claro, porque en el primer semestre del año el gasto presupuestario tuvo un aumento de 7.4%; en tanto que la deuda bruta subió de 36.8% a 43.7%, comentó.

La situación económica mundial y el desempeño de la economía interna exigen "estar atentos", tomar acciones que eviten mayores problemas como un aumento del deterioro del tipo de cambio y eliminar las limitantes al crecimiento del país.

Ello implica fortalecer la producción interna, el mercado doméstico y reducir la vulnerabilidad a los cambios en las variables económicas internacionales.

"En esta segunda mitad del año estamos a tiempo de corregir los desequilibrios. Es necesario que el gobierno ajuste el gasto adoptando medidas de austeridad que efectivamente contribuyan a reducir el déficit fiscal, para fortalecernos y estar en mejores condiciones de responder ante la volatilidad externa", aseveró en su mensaje semanal.

Por ejemplo, es conveniente fortalecer las exportaciones, aumentar el contenido nacional y reducir el déficit fiscal.

Castañón explicó que a la situación interna se le agregan factores como el que se devalúa la moneda, hay presiones por la reducción de la liquidez global; se desaceleran economías emergentes; viene una inminente alza de las tasas de interés en Estados Unidos; tenemos las secuelas de la crisis griega y Europea; la baja de los precios del petróleo y de los metales, entre otras cosas, dijo Castañón.

Lo anterior provocó que se provocara una aversión al riesgo y la salida de capitales de las economías emergentes, para irse a refugiar a países como Estados Unidos y Suiza.

Ello generó una depreciación del peso que llegó a tocar niveles máximos de 16.88 pesos por dólares durante las jornadas al menudeo en ventanillas bancarias.

La decisión de la Comisión de Cambios para contener la inestabilidad del tipo de cambio es "oportuna y positiva", pero para evitar la devaluación de la moneda es importante que se tomen medidas que fortalezcan las exportaciones y reduzcan las importaciones, elevando la producción interna y reduciendo el déficit fiscal, dijo en su mensaje semanal "Señal Coparmex".

tcm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS