Necesarios, más esfuerzos para la Ronda Uno: CEESP

El gobierno debe crear condiciones atractivas a la inversión. La flexibilización de la fase dos generará más participación
10/08/2015
01:35
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El gobierno federal debe hacer un esfuerzo en materia fiscal para atraer más inversiones en la segunda fase de la Ronda Uno de licitaciones de proyectos petroleros, de manera que las empresas no vean los compromisos con el fisco como obstáculo, aseveró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

De no haberse puesto los límites de utilidad en los rangos en que lo hicieron las autoridades en la primera fase, se hubieran asignado seis bloques en lugar de dos, aseguró en su reporte semanal Análisis Económico Ejecutivo.

Con los cambios hechos para esta segunda fase el gobierno espera atraer más empresas, lo que pudiera ocurrir porque el riesgo de los proyectos es reducido, al tratarse de contratos de extracción en nueve campos de aguas someras con condiciones más flexibles que en la primera fase.

Sin embargo, “el entorno del mercado petrolero mundial podría incidir en la postura de las empresas participantes, sobre todo por el bajo nivel de precios del petróleo y la perspectiva de que no mejoren mucho en los próximos años. Aunado a esto, habría que considerar si la mala percepción sobre el Estado de derecho en el país puede afectar los resultados de esta fase de licitación: la corrupción y la impunidad sin duda están en sus niveles históricamente más altos”.

Por ello, el CEESP explicó que la confianza es un factor que debe usarse para estimular la inversión productiva; efectuar medidas en materia de corrupción e impunidad que lleven a las empresas a cambiar su expectativa sobre el desempeño de la economía. Más ahora que los pronósticos de crecimiento del PIB es de 2.6% para 2015.

Si el gobierno federal hiciera un esfuerzo en materia fiscal podrían atraer más inversiones tanto en el sector de hidrocarburos, como en otros.

“La primera fase de la Ronda Uno sin duda sirvió de experiencia en este entorno, de tal manera que en la Fase Dos, si bien los proyectos pueden ser más atractivos por el reducido riesgo que representan, las empresas tendrán más incentivos para participar”, afirmó el CEESP que dirige Luis Foncerrada.

Consideró que la reforma energética comenzó a dar sus primeros frutos, aunque “no fueron lo que se esperaba, fue una fuente de experiencia sumamente importante”, porque llevó a hacer las correcciones para la segunda fase que se licitará en septiembre.

Incluso al 10 de julio el gobierno federal tenía registradas 26 empresas que iniciaron el proceso de precalificación para participar en la licitación

Pero es necesario admitir que si bien las reformas son necesarias no son suficientes para impulsar al país, lo que requiere erradicar la corrupción y la impunidad, aplicar la ley a quienes atenten contra ella, consolidar un sistema educativo, entre otras cosas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS