Periodo de bonanza de AL se desaceleró: Santander

En México se esperan los frutos de las reformas, con lo que el crecimiento del PIB pasaría de promedios de 3% a tasas de hasta 5% tras cinco años de implementación
07/07/2015
12:15
Roberto Jiménez / Enviado
Boadilla del Monte, España.-
-A +A

La etapa de gran bonanza para América Latina quedó atrás y ahora se atraviesa una fase de crecimiento moderado, en la cual las políticas de estabilidad macroeconómica deberán ser la prioridad, dijo la directora del Servicio de Estudios y Políticas Públicas de Grupo Santander, Alejandra Kindelán.

Ahora se enfrenta un periodo de desaceleración cíclica, “no estructural, porque se están sentando las bases para crecer más en el futuro, por lo que hace falta todavía hacer algunas reformas”, explicó en el marco del XIV Encuentro Santander América Latina.

Ya no es cuestión de demanda, dijo, sino de políticas de oferta, que requieren de reformas estructurales, detalló. Estos cambios deben generarse en el ámbito laboral y para acotar la economía informal; en materia de productividad, para generar incentivos a la inversión y promover cambios educativos; y también en cuanto a la inversión en infraestructura, promoviendo asociaciones público-privadas.

En el caso de México, se esperan los frutos de las reformas estructurales, con lo que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) pasaría de promedios de 3% a tasas de hasta 5% tras cinco años de implementación, afirmó.

“El sector exterior está diversificado, por lo que la dependencia es menor. La situación está cambiando, y el país depende menos del ciclo de materias primas”, dijo Kindelán.

En cuanto a la crisis de Grecia, destacó que no se ven canales de contagio hacia otros países, aunque el tema seguirá ocupando la atención de los mercados. Y es que el referéndum realizado este domingo no significa una salida del euro.

“Todavía viene un periodo de negociación, pero lo importante es ver que la eurozona está preparada para hacer frente a estos periodos de crisis, que no tienen nada que ver con lo que se vio en el pasado”, dijo.

“Hay un riesgo más acotado. El tema debe resolverse en cuestión de días, considerando el calendario de pagos que tienen. Tiempo, ya no hay mucho”.

En general, para Europa hay mayores cifras de crecimiento y más generalizadas, aunque todavía a tasas modestas por los desequilibrios que se han acumulado. Además, hay condiciones monetarias muy expansivas a causa de las acciones del Banco Central Europeo (BCE).

Otros países periféricos, como España, han hecho reformas y ajustes profundos, y están creciendo por encima de 3%, superior al promedio del área del euro.

La creación de empleo ha ganado intensidad, con 600 mil plazas previstas para 2015, y la tasa de desempleo puede caer a 21% a fin de año, luego de haber alcanzado máximos de 27%.

En cuanto al PIB mundial, el grupo estima que se expandirá a tasa de 3.4% en el presente año, mientras que estará en un rango de entre 3.75 y 4% en el periodo 2016-2018, dijo Kindelán.

La recuperación es menos intensa de lo que se anticipaba, reconoció.

Sin embargo, pese a que parece provocar temor, la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal estadounidense no tendrá efectos representativos, consideró.

“No pensamos que vaya a tener un impacto muy significativo en los mercados financieros internacionales”, destacó.

tcm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS