Saldrán de operación ocho centrales generadoras de CFE

La capacidad de estas plantas equivale a la electricidad que consume Nayarit
Para determinar las generadoras a cerrarse, la Comisión Federal de Electric i d ad hizo la revisión de costos de operación y mantenimiento. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
13/07/2015
00:58
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

Este año, ocho centrales generadoras de electricidad operadas por Comisión Federal de Electricidad (CFE) saldrán de operación como parte del Programa de Retiro de Centrales Eléctricas 2015-2029.

De acuerdo con el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional 2015-2029, el retiro de estas unidades significa dejar de generar 464.5 megawatts (MW), que tendrán que ser compensados con nuevas centrales que están por arrancar, algunas operadas por la propia empresa productiva de Estado y otras por la iniciativa privada.

En este caso se encuentran tres de turbogas que se localizan en el Distrito Federal; las unidades 1, 2 y 3 Nonoalco que en conjunto aportan 106 MW al sistema central de energía eléctrica.

Una más, la geotérmica Los Azufres que opera en Michoacán con capacidad de 20 MW; las unidades 2, 3 y 4 de la termoeléctrica convencional Lerma en Campeche, y la más grande de este paquete de 2015 que es la de ciclo combinado Dos Bocas, Veracruz con capacidad de generación de 226 MW.

La capacidad de generación de electricidad de estas ocho centrales que saldrán de operación en este año, equivale a la electricidad que consumo un estado como Nayarit.

Para el próximo año solo se contempla el retiro de una sola central: la geotérmica Los Humeros de  Puebla y con una capacidad de 10 MW.

El Programa de Retiro de Unidades Generadoras que abarca los próximos 15 años, prevé el cierre de 127 centrales en 20 entidades, de las cuales nueve saldrán este y el próximo año.

Dicho programa, según la Secretaría de Energía (Sener), está enfocado al retiro de las unidades menos eficientes (generalmente las de mayor antigüedad) que se sugiere dejen de funcionar una vez que las nuevas centrales eléctricas entren en operación comercial, para preservar la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

La dependencia explica que la planeación para el retiro de unidades generadoras requirió de la revisión de los costos de operación y mantenimiento de las centrales eléctricas.

En el programa, la Sener detalla que de esta forma el gobierno pretende contar con un Sistema Eléctrico Nacional económico, eficiente y seguro, de ahí que descansa en variables como: la entrada en operación en la fecha programada de las centrales que sustituirán a las candidatas a retiro; la entrada en  operación en la fecha programada de las líneas y subestaciones requeridas para mantener la confiablidad del sistema; el mantenimiento de un margen de reserva confiable; la reducción de fallas en algunos equipos; la garantía del suministro de combustibles; el crecimiento de la demanda.

Por ello, las autoridades del sector estimaron el retiro de 15 mil 840 MW de capacidad para el periodo 2015-2029.

Es decir, se planeó el  retiro de 127 unidades, ubicadas en 20 entidades del país, de los cuales 80 MW corresponden a capacidad de centrales geotérmicas, mientras que la capacidad restante corresponde a centrales convencionales, termoeléctricas convencionales que representan 69% de la capacidad total a retirar en el periodo.

La dependencia, subraya en el documento, que el programa sólo considera las centrales de la CFE y sus empresas productivas subsidiarias integrantes de la industria eléctrica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS